Mariscal Santa Cruz (BOL) ganó la primera edición de la Copa.

COPA ARGENTINA 1970: UN TORNEO QUE NO TUVO GANADOR

Quejarnos de los papelones de la AFA ya se nos volvió algo del día a día. Que cuatro partidos al mismo tiempo. Que el reglamento es ambiguo y Velez y Olimpo se quedaron sin jugar las copas. Que fecha a fecha se suceden los hechos de violencia en las canchas y nada se hace al respecto. Razones sobran, pero esto no es nuevo. Las desprolijidades son tan viejas como la asociación madre de nuestro fútbol misma. Y sino, lee esta historia increíble: hace más de 45 años empezó una copa que nunca terminó.

Para 1970, la CONMEBOL ideó un torneo paralelo a la Copa Libertadores llamado Recopa Sudamericana. Nada tiene que ver aquel certamen con el que hoy en día juegan los campeones de la Libertadores y la Sudamericana en un partido de ida y vuelta. Aquella novedosa competición tenía a 1 equipo de cada país, con excepción de Brasil. La primera edición de la Recopa se celebró entre marzo y abril de 1970 en tres sedes: Cochabamba, La Paz y Quito. Los equipos participantes fueron Atlanta (Argentina), Mariscal Santa Cruz (Bolivia), Unión Española (Chile), El Nacional (Ecuador), Libertad (Paraguay), Deportivo Municipal (Perú), Rampla Juniors (Uruguay) y Canarias (Venezuela). En la fase de grupos apareció la primera curiosidad, ya que en vez de dividirse en 2 grupos de 4, hicieron uno con 5 equipos y otro con 3. Finalmente, el campeón resultó el equipo boliviano, Mariscal Santa Cruz. El resumen de esa primera edición simplemente es tangente a la verdadera historia, pero también es muy gráfica a la hora de ver la desprolijidad con la que se organizaban las cosas en nuestras latitudes.

La máxima institución del fútbol a nivel sudamericano estableció que cada país podía decidir cómo se clasificaba a la Copa. Entonces, por ejemplo, en Chile se jugó una pre-Recopa y en Ecuador clasificó el tercero de la tabla general. En el caso de Argentina, se decidió la creación de un nuevo torneo, cuyo campeón obtendría un pase directo a la Recopa: la Copa Argentina. Se instauró en el ’69 y la ganó Boca, pero como el equipo de la Ribera también ganó el Nacional de ese año y clasificó a la Libertadores, le dejó su lugar a Atlanta, subcampeón.

La Copa Argentina del año 1970 se desarrolló con normalidad hasta la final. Los dos equipos que llegaron hasta esa instancia fueron San Lorenzo y Vélez, pero los papelones dirigenciales dijeron presente nuevamente. Tras un empate 2-2 en el partido de ida, las aspiraciones de ambos de ganar, quedarse con el trofeo y clasificar a la Recopa estaban intactas, pero…

casla

Se suspendió la Recopa de 1971. ¿Por qué? Iba a desarrollarse con el mismo formato que el año anterior, y de hecho el grupo 2 estaba por empezar, pero el problema ocurrió con el primer grupo: iba a estar conformado por Huracán Buceo de Uruguay, Deportes Concepción de Chile, un equipo argentino (CASLA o Vélez) y otro boliviano (todavía no se sabía cuál). En febrero de aquel año el equipo uruguayo desistió de viajar y el chileno puso en duda su participación, entonces la CONMEBOL hizo la fácil: suspendió el grupo y se jugó un torneo amistoso que terminó ganando América de Quito. Al enterarse de eso, la AFA también decidió suspender la Copa Argentina, porque no iba a haber premio. ¡Solo faltaban 4 días para definir al campeón!

Cuando en 2011 se volvió a jugar el certamen, los dirigentes del «Cuervo» y el «Fortín» pactaron que si se producía un cruce entre ellos, cualquiera sea la instancia, iban a poner en juego la Copa Argentina de 1970. Todavía no pasó, pero atentos, que falta un campeón…