Manuel Almunia

ALMUNIA, EL CAZAFANTASMAS

Manuel Almunia fue uno de esos arqueros prolíficos surgidos de España en finales de los años ’90. Nacido en Pamplona en 1977, pasó por varios clubes de su país natal hasta que tras una brillante temporada 2003/04 en Albacete, llamó la atención de Arsène Wenger y fichó con el Arsenal inglés, donde en 2007 pudo ganarse la titularidad. Sin embargo, a los pocos meses fue noticia en todo el mundo por una declaración un tanto más relacionada con lo paranormal que con lo deportivo.

Ni bien llegados a Inglaterra, Almunia y su esposa Ana debieron buscar una casa para alojarse en su capital. Por ese entonces corría el año 2004 y la pareja no tenía hijos, por lo que el pequeño hogar que encontraron en Abbots Langley, en el distrito Hertfordshire (al norte de Londres, parte del cinturón londinense), les complació. Lo que ambos no sabían es que en ese lugar había funcionado, hasta 1997, el Hospital Leavesden para enfermos mentales. Aunque pronto se enterarían por experiencia propia.

Según dijo por primera vez al programa de televisión español «El Larguero», y luego confirmó a otros medios, el primer mensaje de alerta fue ni bien se instalaron, cuando oyeron ruidos extraños “como de cadenas”, aunque no le prestaron mayor atención. Pero la situación se intensificó una noche cuando su equipo de música se encendió a muy alto volumen mientras dormían. Pero eso solo fueron dos alarmas. A las pocas semanas, sucedió lo más extraño y tenebroso: “mi mujer me despertó con un grito y me dijo que había visto la figura de un monje con una vela en la mano”, según comentó el propio arquero a The London Paper. Ante la desesperación, lo que hicieron fue hablarlo con los vecinos, quienes les confirmaron la historia del hospital y les dijeron que era algo normal en el vecindario, que sucedía con rutina también en sus casas. El resultado de esta situación fue un permiso especial del propio Wenger para que Almunia regresara a su hogar y acompañe a su esposa, y además, pueda acompañar al equipo durante los viajas para no quedarse sola en la «casa embrujada».

Finalmente, a los pocos años abandonarían ese hogar con la continuidad de su carrera, ya que el arquero perdería el puesto de titular y se iría a préstamo al West Ham y luego al Watford, para luego retirarse en agosto de 2014 debido a un problema cardíaco, y regresar a su país natal.

Más allá de ser durante muchos años una estrella del fútbol, y reconocido por su seguridad bajo los tres palos en el Arsenal, Manuel Almunia también fue reconocido también por convertirse en un real cazafantasmas.