CORAZÓN Y NADA MÁS

1

El arquero Facundo Cambeses estaba superado y la pelota volvía a traspasar la línea de gol. Brasil le ganaba 2-0 a Argentina, pero el juez de línea sancionó offside y la Albiceleste tomó consciencia: estaba a unos centímetros de quedarse sin jugar el próximo Mundial Sub-20. Fue Brian Mansilla, el zurdo extremo de Racing, quien comandó la levantada, primero anímica y luego futbolística. New Balance 373 hombre Con su tranco por el carril izquierda comenzó a empujar a Brasil contra el arco, y sus compañeros lo siguieron. sac a dos fjallraven El propio Mansilla, tras una pelota parada, selló el 1-1 y Argentina confirmó que estaba de nuevo en partido. Se adelantó varios metros en el campo de juego y con el juvenil de la “Academia” con confianza para intentar la individual, daba mejores sensaciones ante un Seleccionado Brasileño con tantos problemas como el argentino: pocos rasgos de una vieja identidad y escasos talentos. Aún así, el juego directo de la Verdeamarelha complicaba a la última línea del equipo dirigido por Claudio Úbeda. new balance damskie A lo largo de todo el torneo los envíos cruzados entre laterales y centrales fueron un dolor de cabeza. Nike Air Max 2017 Heren A decir verdad, la tarea del ex DT de Huracán deja mucho que desear: Argentina nunca mostró signos de mejora en su funcionamiento, a pesar de llevar ocho encuentros disputados. Inne Buty Adidas El empate le servía poco y nada a Argentina, pero al fin y al cabo, le servía. Con la derrota la eliminación era un hecho, y eso pesó a la hora de ir a buscar el triunfo con mayor convicción. Para peor, Mansilla salió con una molestia y Tomás Conechny, su reemplazante, tardó en meterse en un partido muy trabado y con espacios cada vez menores. Cuando Ezequiel Barco esperaba a un costado para tener otra chance de demostrar sus condiciones, llegó un penal dificil de entender y Brasil, casi sin querer, otra vez ganaba el encuentro. Con Marcelo Torres -el goleador argentino en el Sudamericano- lesionado, el que ingresó para sumar peso ofensivo fue Ramón Mierez. New Balance 990 damskie No obstante, Argentina era puro nerviosismo e impotencia. La impaciencia crecía ante el intento brasileño de hacer eterno cada segundo. Nike Flyknit Uomo El empate que otorgó una chance más llegó en la agonía del encuentro, sólo porque los pibes nunca bajan los brazos a pesar de tener limitaciones pocas veces vistas en una selección juvenil. Muestra de ello son la cantidad de goles convertidos sobre el final: Perú, Uruguay y Colombia. Caerle a una camada de juveniles cuando la estructura del fútbol argentino hace agua por todos lados, sería descabellado. nike air max tn pas cher No hay que olvidar que mientras dirigentes se reunían una y otra vez sin llegar a un acuerdo sobre cuándo y cómo seguiría todo, las selecciones menores sufrieron el desinterés de gran parte de AFA. Claudio Ubeda fue elegido como entrenador a pesar de no haber sido quien presentó ni uno de los 44 proyectos. La preparación de cara al certamen tampoco fue apropiada: entrenamientos ante selectivos locales. nike tn femme La imagen que refleja la crisis es la de los propios jóvenes calmando a Gerardo Salorio, integrante del cuerpo técnico. Así las cosas, los pibes salen a la cancha y luchan contra sus limitaciones y toda la desorganización de un fútbol en decadencia.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

1 comentario

  1. Pingback: LOS PIBES LO LOGRARON PESE A TODO

Leave A Reply

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web