CONOCIENDO A FERNANDO GAIBOR

1

Fernando Gaibor será el tercer refuerzo de Independiente. El ecuatoriano de 26 años llega al equipo de Ariel Holan desde Emelec.

Independiente cerró el 2017 con la obtención de la Copa Sudamericana y un juego muy vistoso que relacionaba posesión con dinámica en gran manera. El Rojo quiere la pelota y demuestra mucho trabajo en triangulaciones y en cuándo acelerar. Su línea de tres mediapuntas se caracterizaba por velocidad y gambeta, pero sobre el cierre del semestre mostraron una buena adaptación a un juego de mayor paciencia.

Ariel Holan ahora contará con una variante más que interesante. Es cierto que en el mediocampo, ya no contará con Nery Domínguez y Walter Erviti, dos futbolistas con visión que se vinculan con sus compañeros desde el pase. Pero Fernando Gaibor llega con un currículum y un presente que pueden ilusionar al hincha de Independiente. El ecuatoriano es un volante organizador. No es un enganche clásico aunque bien pueda ocupar ese puesto. Se trata más bien de un futbolista acostumbrado a jugar como doble cinco más adelantado y ser quien direccione los ataques.

Pero es importante destacar que más allá de ser un organizador, Gaibor no es un futbolista que se caracteriza por la pausa. Tiene mucha dinámica y puede encajar a la perfección en la mezcla de posesión y vértigo que propone Independiente. Desde la mitad de la cancha, el futbolista proveniente de Emelec encuentra panorama y su calidad en el pase es un gran arma para dañar rivales. Sobre todo podrá hacer uso de ésta si la línea de mediapuntas de Independiente mantiene la movilidad y calidad asociativa de los últimos meses.

Gaibor, además, posee una buena pegada de media distancia, y ha sabido dar la talla en momentos importantes para Emelec. Como incógnita no aparece la calidad y la técnica del jugador, sino el tiempo de adaptación a un nuevo fútbol, y lo que pueda aportar al equipo sin pelota, ya que Independiente finalizó el año con un doble cinco en el que Diego Rodríguez fue el titular y los acompañantes variaron. Cuando el puesto restante lo ocupó alguien con un perfil de juego como Nery Domínguez, aparecieron algunos espacios entre líneas que pusieron en jaque a la defensa. Por eso Nicolás Domingo, más acostumbrado a la recuperación y el repliegue, sirvió para solucionar esos problemas, aunque por sus condiciones ni el ex River ni el uruguayo tienen mucho para darle al equipo en zonas más adelantadas. Ese puesto, el de acompañante de Rodríguez, parece ser el ideal para Gaibor, pero para que el equipo de Holan no sufra desacoples defensivos, el ecuatoriano también deberá mostrar sus credenciales en una faceta que no es la que lo define.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

1 comentario

  1. Pingback: Ante la adversidad, carácter

Leave A Reply