Obligados los dos.

OBLIGADOS LOS DOS

Otra imperdible fecha de clásicos que ofrecerá definiciones

La fecha 12 del Torneo de Primera División del fútbol argentino está al caer, y los clásicos prometen decantar definiciones en la lucha por el título. Uno de los partidos más atractivos será el que protagonizarán Newell’s y Rosario Central, en el Coloso Marcelo Bielsa. Resulta difícil expresar quién llega mejor a esta nueva edición del derby rosarino. Newell’s atraviesa un paupérrimo Torneo y Central viene de dos caídas consecutivas, a pesar de la clasificación a octavos de la Copa Libertadores. Por otra parte, el triunfo de La Lepra ante Huracán resulta fundamental para recuperar algo de confianza. Del otro lado, el Canalla sigue sólo a tres de la cima pero cayó ante San Lorenzo jugando mal, en otro duelo clave. No puede dejar de mencionarse la racha que la visita ostenta ante su acérrimo rival: cinco de seis ganados desde su vuelta a primera, en 2013. No es un dato menor, teniendo en cuenta también que su técnico, Eduardo Coudet, ya sabe lo que es salir victorioso del Coloso: lo hizo en lo que fue su primer clásico como DT. Los de Arroyito están obligados principalmente por el objetivo que arrastran desde el año pasado, que es volver a dar una vuelta olímpica. Por eso, deberán salir a ganar desde el minuto cero. Claro está, para eso deberá mejorar mucho la imagen entregada en los últimos encuentros, donde se vio con problemas para cerrar partidos e imponerse a traves del fútbol. Al Canalla le sobra el ímpetu ya característico, pero dejó de alcanzarle con su propuesta ofensiva que supo cautivar al fútbol argentino.

Los dueños de casa no viven para nada días tranquilos. Hace tiempo ya que Newell’s dejó de ser uno de los mejores de Argentina para convertirse en un equipo sin identidad, sin el sello que había dejado Gerardo Martino. En la Zona B, ocupa los últimos puestos, no tiene un plantel con grandes variantes y el rendimiento en los partidos ha rozado lo bochornoso, tanto colectiva como individualmente. Por lo tanto, El Rojinegro necesita como nunca un triunfo en un choque de esta magnitud. Para cortar una racha durísima e histórica. Para llevar tranquilidad a su gente y un poco de aire a los jugadores y al cuerpo técnico. Está obligado por jugar en casa y con el objetivo de engrosar un promedio que para la próxima temporada se verá afectado. En lo que refiere a las armas de cada uno para vencer, los dirigidos por Diego Osella llegan de brindar otra impresión en el triunfo ante el duro Huracán. Con la inclusión de Fórmica, -al que se lo vio muy rápido-, la levantada en el nivel de Maxi Rodríguez, un aprobado del juvenil Jalil Elías en la mitad de la cancha, y la prometedora aparición del juvenil Héctor Fertoli; aparecen los argumentos ganadores. Sin embargo, los del Parque no mostraron nunca solidez defensiva y suelen caerse en los segundos tiempos. Esto puede ser letal ante un conjunto auriazul que maneja muy bien la pelota y tiene volantes talentosos, veloces, con mucho gol. La previa está presentada y las motivaciones le sobran a ambos para salir a buscar los tres puntos. Sin duda alguna regalarán otra lucha apasionante en una ciudad donde se vive éste partido en cada esquina, todos los días.