Daniel Osvaldo.

LA CURIOSA CHARLA ENTRE JORGE SAMPAOLI Y DANIEL OSVALDO

Daniel Osvaldo colgó los botines luego de una buena trayectoria. El delantero no soportó al factor mediático y ahora se dedica a la música, pero a principio de año tuvo la oportunidad de retomar el fútbol profesional.

Corría diciembre de 2016, y más allá de que Sevilla venía de títulos internacionales con Unai Emery como entrenador, Jorge Sampaoli estaba revolucionando al club. Con un estilo más vistoso, ofensivo, dinámico, explosivo, el equipo le peleaba La Liga al Real Madrid, aún por encima de Barcelona y Atlético Madrid. Pero aún así, el nacido en Casilda veía que a su equipo le faltaba un centrodelantero. Luciano Vietto no estaba rindiendo como se esperaba y el francés Ben Yedder, si bien aportaba goles, tenía más presencia fuera del área que dentro, y acostumbraba más a bandas que aprovechar los espacios en el centro del ataque.

En mayo de ese mismo año, Daniel Osvaldo había rescindido su contrato con Boca Juniors. La segunda etapa del delantero en el Xeneize fue breve y no cumplió las expectativas, en parte por una lesión que lo mantuvo mucho tiempo alejado. El ex delantero de Southampton, Roma y Juventus había rechazado otras ofertas a mitad de año para cumplir su otro sueño: ser cantante en una banda de rock. Pero en diciembre, Sampaoli volvió a intentarlo. En busca de un delantero con técnica y presencia en el área, el hoy entrenador de la Selección Argentina llamó al actual cantante de la banda Barrio Viejo.

«Dani, no te estoy pidiendo nada. Hacé lo que quieras afuera de la cancha, pero necesito un punta»le sugirió Sampaoli a Osvaldo, pero este ni lo pensó. Completamente decidido de la decisión que había tomado, le recordó al entrenador que en febrero debería subirse al escenario para participar del Cosquín Rock. El de Casilda, fanático del rock nacional, supo comprender: «¡Es verdad, me olvidé! Andá, por supuesto que no te lo podés perder». Finalmente, al Sevilla llegó el atacante Stefan Jovetic, cedido desde Inter; y Osvaldo, a sus 31 años, continúa dando los primeros pasos como cantante.