LA CARRERA DE BAUZA: SU PASO POR COLÓN

0

La carrera de Eduardo Bauza como entrenador es muy extensa. El «Patón» precisó de mucho tiempo antes de consolidarse en la élite internacional. Recordamos, sus dos pasos por Colón de Santa Fe.

PRIMERA ETAPA:

Independiente apabulló por 7-1 a Colón y el uruguayo Jorge Fossatti renunció como entrenador del ‘Sabalero’. Su reemplazante sería Edgardo Bauza. Por su parte, los de Avellaneda terminaron gritando campeón de la mano de Américo Rubén Gallego. «Es un lindo desafío, ya que tomo un plantel interesante, dentro de un club organizado. Falta, eso sí, conocernos con los jugadores» declaró Bauza, y a los pocos días, se estrenó con un triunfo ante el club de su vida: Rosario Central. El balance general fue más que positivo: 7° lugar en aquel Apertura 2002, 6° en el Clausura 2003. Colón clasificó a un torneo internacional después de cinco años. En la Copa Sudamericana 2003, el Sabalero eliminó a Vélez después de darle una paliza: 7-2 en el global. Luego, cayó eliminado ante el Boca de Carlos Bianchi. En el torneo las cosas no fueron bien: cinco derrotas en seis partidos llevaron a la renuncia del entrenador. El arquero del equipo, Laureano Tombolini, sintió su salida: «Por culpa de los periodistas de mierda, se tuvo que ir Bauza. Son malintencionados».

SEGUNDA ETAPA:

Colón de Santa Fe 4-3-1-2 football formation

4-3-1-2 fue el esquema elegido por Bauza para enfrentar a Gimnasia de Jujuy.

Dos años más tarde, en 2005, los buenos resultados pesaron mal que su mala salida de la institución. Edgardo Bauza fue llamado para volver a ser el entrenador de Colón. Esta vez, reemplazó a Gerardo Martino. 11 años después, sucede lo mismo, pero con la Selección Argentina mediante. «Por la crisis, Colón despidió a Bauza». El titular pertenece al Diario La Nación correspondiente al 3 de Mayo de 2006, y es bien claro. El conjunto santafesino acumulaba cinco derrotas consecutivas, luego de ser gran protagonista del Torneo Clausura: fue lider absoluto hasta la 8° fecha. Por aquellos años, la realidad de Colón se repetía una y otra vez: grandes arranque que ilusionaban a su gente, pero luego, la debacle que lo alejaba del anhelado campeonato.

La mitad de Santa Fe era pura esperanza y el público se acercó en gran número al Cementerio de los Elefantes. No obstante, la ilusión comenzó a transformarse en decepción cuando Gustavo Balvorín empujó la pelota de cabeza hacia el arco custodiado por Laureano Tombolini. Fue el primer mazazo para el Sabalero: el segundo llegó por intermedio de un gran tiro libre de Matías Oyola. Tras aquella derrota, Colón se derrumbó. No sólo perdió el invicto: también el buen juego que lo caracterizaba. Las derrotas comenzaron en la 13° fecha y nunca frenaron: Olimpo, Boca, Central, Lanús e Instituto vencieron de forma consecutiva al Colón dirigido por Bauza; un equipo que no era ni la sombra de aquel que comenzó con el pie ganador en las primeras fechas. En la previa al partido ante San Lorenzo -en el futuro lo llevaría a su primera Libertadores- la Comisión Directiva tomó la decisión de despedirlo. Su lugar fue ocupado por Mario Sciaqua de forma interina. Colón siguió igual, con buenos arranques y malas terminaciones.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!