ARBITRAJE CADA VEZ PEOR

Por David Kreimer

En el partido entre Argentinos Juniors y Belgrano que abrió la décima fecha de éste Torneo Inicial hubo una pésima actuación del árbitro del encuentro, Saúl Laverni, que incidió en el resultado del mismo. Pero esto es solo un granito de arena para lo que es el arbitraje argentino, todas las semanas hay polémicas. Además, uno deberá representarnos en Brasil 2014…

El desarrollo del partido de ayer estuvo lleno de jugadas discutidas, que terminaron con la expulsión de Ricardo Caruso Lombardi y su posterior bronca. Hubo dos penales claros en el segundo tiempo sobre Drupi Gomez, en vez de sancionarlos, expulsó al volante por doble simulación. Antes no le había cobrado un penal a Argentinos por mano en el área y sí había sancionado un penal inexistente a Márquez que terminó convirtiendo en gol el zaguero Lollo. Luego del partido todos fueron a buscar al árbitro, algunas de las frases fueron:

«Le pedí al presidente que no nos pongan a este individuo porque íbamos a estar cocinados, hace tres años que no me dirige y sabía que hoy iba a volver a perjudicarme. El error es que lo dejan seguir haciendo maldades, porque la realidad es que es malo, pero no dirigiendo, sino como persona» dijo Caruso en la conferencia de prensa.

“No soy de llorar, pero lo de Laverni fue desastroso, no nos podemos seguir quedando callados. Yo le dije que se había equivocado y feo, le quería decir muchísimas cosas, y me amonestó. No se maneja bien como juez ni como persona, me indigna su soberbia» sentenció el capitan Barraza.

Ésto no fue casualidad, hace dos semanas Laverni fue noticia por su mal desempeño en el clásico platense, echando mal a Oreja y regalándole un tiro libre en las puertas del área que terminó en gol. Se hicieron virales las palabras de un relator hincha del Lobo que estaba indignado con su labor arbitral.  También había cometido errores grandes en la eliminación de Belgrano de la Sudamericana a manos de Velez, es por eso que Caruso cree que le debía algo al conjunto cordobés.

En las horas previas al superclásico, el siempre picante Boca-River, se generó polémica por la designación de Germán Delfino, ya que horas antes Ramon Díaz había pedido expresamente que no lo dirigiese porque siempre lo echa y toma protagonismo

«Soy uno de los entrenadores más correctos. En 20 años me habrán expulsado dos o tres veces y fue Delfino. Si piensa que va a ir al mundial por expulsar técnicos está equivocado» dijo el riojano

En la semana se jugo la semifinal de la Copa Argentina en San Juan y All Boys fue notablemente perjudicado por el mal nivel de Ceballos

“Tengo 40 años de fútbol y al minuto me di cuenta de que nos estaban cagando  se quejó Falcioni

Y esas fueron nada más las polémicas de ésta semana, fecha tras fecha aparecen nuevas decisiones polémicas. Un claro ejemplo es River: fue perjudicado en al menos 4 partidos (repetición del penal contra San Lorenzo, penal inexistente contra Gimnasia, no le cobraron un penal sobre el final de partido contra Colón, gol adelantado de Furch).

Y así es como nos estamos acostumbrando a tener pésimos árbitros que influyen en los resultados, un día favorecen a tu equipo y al otro le arruinan un partido. Faltan 8 meses para el mundial de Brasil y no hay árbitros decentes, sí hay arbitros groseros, prepotentes, que se prestan al show, y por sobre todas las cosas, con mal nivel. Cuesta creer que nos puedan representar de buena manera como si lo hicieron Elizondo en Alemania 2006 y Baldassi en el último Mundial de Sudáfrica.

Etiquetas: Sin etiquetas