UN TRIUNFO ERA MUCHO PREMIO

1

San Lorenzo empató 1-1 con Unión en Santa Fe. El Ciclón tuvo un rendimiento muy desmejorado con respecto al partido contra Nacional y a pesar de estar en ventaja durante casi todo el encuentro, la igualdad fue justa.

Dos cosas podían suceder después del buen partido ante Nacional por Copa Sudamericana: aprovechar el envión anímico para mantener el rendimiento y afianzar su idea de juego, o volver al flojo nivel que tenía antes del encuentro con el conjunto uruguayo. Si bien el inicio del juego fue prometedor y San Lorenzo se puso en ventaja a los once minutos después de una buena transición de defensa a ataque, liderada y concluida por Nicolás Reniero, el equipo poco a poco perdió terreno y se vio superado por el Tatengue.

Durante la primera parte el local intentó conseguir el empate pero los ataques no fueron del todo profundos para lastimar a la defensa azulgrana. Esta situación cambio en los segundos 45 minutos. Los dirigidos por Leonardo Madelón se instalaron en el campo de la visita y asediaron la valla de Nicolás Navarro hasta el final del encuentro. La buena presión que ejerció Unión, evitaba la salida limpia desde el fondo y obligaba a los centrales a tirar pelotazos en busca de los delanteros. Incapaz de aguantar la pelota en el mediocampo, San Lorenzo comenzó a desordenarse y defender cada vez más cerca de su arco. Los cambios de Claudio Biaggio tampoco ayudaron a que el equipo pueda revertir esa situación. Los ingresos de Gabriel Gudiño y Franco Moyano, jugadores más aguerridos que técnicos, por Pablo Mouche y Ruben Botta, atentaron contra la tenencia de pelota.

Los laterales, Víctor Salazar y Elías Pereyra, sufrieron los constantes desbordes de Diego Zabala y Franco Fragapane, mientras que los centrales, Fabricio Coloccini y Gonzalo Rodríguez, perdieron varias veces con los delanteros locales obligando a Navarro a lucirse con sus atajadas, incluido un penal a Rodrigo Gómez. Cuando el partido parecía terminado y San Lorenzo conseguía quedarse con los tres puntos, un nuevo centro de Zabala encontró libre en el segundo palo a Fragapane, que estableció el empate a segundos del final.

Claramente San Lorenzo no pudo repetir lo hecho ante Nacional y el triunfo hubiera sido mucho premio para un equipo muy desdibujado. El conjunto de Boedo volvió a mostrar su peor versión, defendiendo muy cerca de su arco y apostando por contraataques que nunca llegaron. Las variantes no surtieron efecto y el equipo se fue quedando sin piernas. San Lorenzo acumula tres empates en tres partidos jugados en esta Superliga, y el sábado recibe a River en el Nuevo Gasómetro.

Share.

About Author

25 Años. Socio Refundador. La pelota siempre a Messi

1 comentario

  1. Pingback: Otro empate más, y van...

Leave A Reply