Tigre 2017

TRES TÉCNICOS Y UN AÑO PARA EL OLVIDO

Tigre comenzó el año con la reanudación del Torneo de la Independencia. Con Pedro Troglio como director técnico, el Matador cayó ante Temperley y Gimnasia. El técnico decidió irse. Estuvo sólo 16 partidos en el cargo, de los cuales ganó ocho, empató nueve y perdió ocho. Una efectividad del 44%. Tigre jugaba mal pero aún no estaba comprometido en la tabla de promedios. El sucesor fue Facundo Sava, que venía de un paso por Racing Club. El «Colorado» dirigió 10 partidos pero apenas ganó dos, empató dos y perdió diez: una campaña para el olvido. Su mejor partido fue ante San Lorenzo (4-3) dándolo vuelta en los últimos minutos; pero la goleada por 0-3 ante Vélez le puso punto final a un nuevo ciclo.

Resultado de imagen para troglio savaEn junio llegó Ricardo Caruso Lombardi, conocido por salvar a equipos del descenso como Argentinos Juniors, San Lorenzo, Racing, Newell’s, Quilmes y Sarmiento de Junín. Caruso ya había pasado por Tigre entre 2003 y 2006 logrando el ascenso a la B Nacional tan recordado por el hincha matador, además, de otro paso en 2010. En esta etapa, debutó con el pie derecho: en Paraná, enfrentó a Patronato y el conjunto de Victoria ganó 2-0. Luego siguió otro triunfo ante Atlético Rafaela y una derrota en el cierre del torneo, ante Arsenal de Sarandí. Los seis puntos de nueve en juego sirvieron para mantener la calma en la tabla de promedios. Tigre terminó en el puesto N°24, con 31 puntos y en la mitad de la tabla de Promedios. En lo que respecta al juego, el equipo levantó su nivel con la conducción técnica de Caruso, luego del adiós de Troglio y la mala campaña de Sava.

El conjunto Matador comandado por Caruso Lombardi sumó refuerzos para la segunda mitad del año y buscó comenzar un nuevo proyecto. Algunos de los nuevos jugadores fueron Julio Chiarini, Alexis Niz y Rodrigo Depetris, todos procedentes de Sarmiento de Junín. También se sumaron Mathías Abero, de Atlético Rafaela, Daniel Imperiale, de Gimnasia y Esgrima La Plata, Gastón Bojanich, de Temperley, y Carlos Rodríguez de Olimpo. Todos estos jugadores hoy son titulares o suplentes de Tigre. 

Resultado de imagen para caruso lombardi 2017

La segunda etapa del año comenzó con la nueva Superliga. Para Tigre fue mala en resultados pero buena en el juego. El Matador se cruzó con equipos de mayor jerarquía como Vélez, River, Racing, Rosario Central o San Lorenzo. Tuvo tres penales en contra y dos a favor, de los cuales sólo convirtió uno. El equipo de Caruso Lombardi creó buen juego pero éste no se reflejó en los resultados: ganó solo un encuentro, perdió seis y empató seis. ¿Por qué el buen juego, si casi ni ganó? El equipo supo manejar bien la pelota, pararse firme en defensa y llegar al arco rival, pero falló en la definición. La precisión al arco que tuvo Tigre durante a Superliga fue de 40%. En el año la precisión del pase fue de 64% y la posesión promedio, 41%. Metió 24 goles y recibió 43, ganó 5 partidos, empató 6 y perdió 17. Matías Pérez García, Lucas Janson y Lucas Menossi fueron los puntos más altos del plantel. Carlos Luna no consiguió tener continuidad como titular y no se le dio el gol a pesar de las ocasiones creadas. El arquero Crivelli no tuvo ninguna responsabilidad en los goles en contra. Aun así, el equipo funcionó bien en su idea de juego. 

Con el último partido perdido, Tigre se despidió del año sin poder salir de los últimos puestos. Quedó a 19 unidades del líder Boca, pero esto no es lo que más le preocupa al hincha matador, sino que quedó cerca de zona de descenso. Caruso Lombardi completó su tercera etapa en el club con un bajo 29% de efectividad. El equipo deberá ser más eficaz en ataque y firme en defensa. También deberá reforzar el mediocampo ante una posible salida de Lucas Menossi. La pretemporada de Tigre comenzará el 3 de enero con nuevo director técnico y un cambio de aire.     

Por: Facundo Coronel
@FacuCoronel98