NO MANTUVO LA INTENSIDAD

0

Fue un empate que sabe a derrota. Talleres ganaba 2-0 pero igualó 2-2 ante un Palestino al que le costó entrar en partido. Los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda tuvieron un quedo importante que les impidió sacar mayor rédito a lo hecho en la primera mitad.

La continuidad que ha tenido Talleres desde el partido ante Sao Paulo hasta hoy demuestra que es un equipo con capacidad de oficio al momento de plantear los partidos. Empezó rápidamente anotando el gol gracias a la jerarquía de Dayro Moreno, luego circuló el balón y luchó para mantener el resultado y seguir con la superioridad momentánea en el juego. Para ello, hubo dos rendimientos altísimos que hicieron de las transiciones ofensivas la mejor manera de ataque: Tomás Pochettino y Andrés Cubas. El primero con una gran capacidad de ruptura de líneas defensivas del rival; el segundo sumándose al ataque con gran criterio y dinámica, ya no como el cinco clásico que deslumbró en Boca, sino como un interno con mas despliegue.

Sin embargo, la dinámica del mediocampo se veía vulnerada ante los destellos ofensivos de Palestino en las bandas, principalmente con los embates del chileno Guillermo Soto, profundizando directamente el espacio entre Enzo Diaz y Juan Ramirez. Esto hizo que durante la segunda etapa, a diferencia de la primera, Talleres no encuentre mecanismos para bloquear el ímpetu que su rival mostró tras descontar sobre el cierre del primer tiempo. Desde los pies de Roberto Gutierrez, Cesar Cortes y Agustin Farias, el equipo chileno se hizo fuerte en el mediocampo.

Leyendo el resultado y balance final, podemos deducir que el error en “la T” estuvo al demorar con las sustituciones ante los embates de Palestino; el equipo quedó muy amplio en la mitad de cancha y no encontró la tenencia de la pelota para unir las líneas. Recién con el ingreso de Gonzalo Maroni pudo volver a desarrollar los destellos del primer tiempo, aunque ya era tarde: las energías no eran las mismas y el rival también redujo espacios al conseguir el empate.

Talleres volvió a demostrar en el primer tiempo que es posible mantener el nivel de juego, pero no supo contrarrestar los cambios tácticos en el rival. Un 2-2 que quizás hace justicia al desarrollo del partido, pero que dejará un sabor amargo en los hinchas cordobeses. La serie, aún así, está abierta.

Por: Sebastián Parnes

Share.

About Author

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!