FALTÓ BATIR A DE GEA

0

Sevilla jugó un buen partido ante Manchester United, pero no pudo batir español David de Gea y acabó con un 0-0 que igualmente lo deja expectante de cara al encuentro en Old Trafford.

El equipo de Vincenzo Montella parte de un 4-4-1-1 en el que el peso inicial de Éver Banega y Steven N’Zonzi resulta fundamental para lo que pasará en campo rival. Una vez situado en ese lado de la cancha, Pablo Sarabia y Joaquín Correa se convierten en extremos de mucho ritmo, movimiento y capacidad técnica para ganar duelos individuales. Pero la ventaja que tendrán estos estará siempre relacionada al doble pivote y el manejo de los tiempos que pueda efectuar. Ante esta situación, José Mourinho decidió alinear tres mediocampistas (Ander Herrera, Nemanja Matic, Scott McTominay) y dos mediapuntas que buscaron jugar a espaldas de ese doble cinco más que mano a mano ante los laterales.

Pero el partido no fue el que pensó el entrenador portugués. Si bien estaba en los planes ceder la iniciativa, Sevilla llevó la altura de sus ataques hasta la puerta del área, superando la línea de tres volantes centrales Red, que se vio resentida ante la salida de Ander Herrera. Eso fue posible porque los de Montella, además de sus piezas ya mencionadas, tienen como laterales a dos jugadores con historia en el club como Jesús Navas y Sergio Escudero, que asumieron protagonismo y lo hicieron con eficacia, siendo apoyos y dando ritmo en banda para que el ataque no chocara ante el cerrojo central del United.

No hubo goles, porque Sevilla se chocó ante un colosal David de Gea. Apenas si se puede señalar que el conjunto local pudo dañar más a una dupla central algo pesada (Smalling-Lindelof) de contar con más desmarques hacia los costados de Luis Muriel, o contar con mayor desobediencia táctica de Franco «Mudo» Vázquez; Por su parte, Manchester United se repitió en envíos largos hacia un solitario Romelu Lukaku. Alexis Sánchez jugó con el chip más organizador que ganó la dirección de Arsene Wenger, pero el partido pedía una verticalidad para dañar en transición que ni el chileno ni Juan Mata dieron, y por eso fueron reemplazados por Anthony Martial y Marcus Rashford, dos jugadores con gran capacidad para intimidar al espacio.

José Mourinho definirá la serie en Old Trafford, pero después de ver su buen partido, Sevilla no debe menospreciar sus oportunidades. Un gol de visitante puede significar mucho, por lo que quedará en veremos el plantel del entrenador portugués; debe buscar el equilibrio para ganar más protagonismo sin brindarle al conjunto español un contexto más favorable del que ya tuvo en el partido de Ida.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!