EL GRAN MOMENTO DE SERGIO AGUERO

0

Al igual que todo Manchester City, Sergio Agüero atraviesa un gran momento. Uno de los delanteros en mejor forma y con objetivos más que interesantes por delante.

Está claro que Agüero ya entró en la historia grande del Manchester City: es el máximo goleador de la institución, conquistó cinco títulos y en uno de ellos fue quien convirtió el agónico gol para cortar una sequía de 44 años. Además, desde su llegada a la Premier League se ha ubicado entre los máximos goleadores de cada temporada. Pero tanto el club como el propio jugador tienen una gran cuenta pendiente: la Champions League.

Ya en su primer año en Inglaterra, Agüero marcó 30 goles. Su entrenador era Roberto Mancini mientras que Edin Dzeko fue el compañero de ataque. Al igual que en Atlético Madrid, el argentino se establecía como un segunda punta de mucha movilidad, gambeta, desmarque. A todo eso le agregaba relación con el gol sin tener características de “nueve”. Pero el proyecto del Manchester City siempre se quedaba corto en Champions League. A pesar de las millonarias inversiones, los Citizens caían demasiado temprano entre sus propias falencias y la maldad de los sorteos. Agüero no estaba exento de aquellos traspiés. Además, de él siempre se esperaba algo más.

Tras la llegada de Manuel Pellegrini a la conducción técnica, casi por decantación Agüero se fue transformando en el hombre más adelantado del equipo. Sus números siempre fueron buenos. Acercarlo al arco podía mejorarlos aún más. Convertirlo en el hombre objetivo también era una búsqueda colectiva lo suficiente clara. De lo poco que le ofrecía el equipo de Mancini, el entrenador chileno pasó a intentar darle demasiado. Aquello tuvo sus riesgos y la tónica de Champions no varío: el City siempre fue demasiado poco para los principales aspiradores al título. El salto de calidad dependía exclusivamente de él. Y el equipo no le daba demasiado como para ayudarlo. Aguero nunca tuvo una serie de fase final en la que demostrara su talento.

Sergio Aguero junto a Manuel Pellegrini.

Sergio Aguero junto a Manuel Pellegrini.

EL NUEVO AGUERO EN EL NUEVO CITY

Pep Guardiola llegó a Manchester y en su primera temporada se habló demasiado sobre su relación con Agüero. Algunas suplencias, la llegada de Gabriel Jesús, los supuestos intereses de otros gigantes europeos; todo hacía pensar que para continuar como titular, el Kun debía mostrar un nivel demasiado alto; un nivel que por cierto, no demostraba en su equipo ni en la Selección Argentina. Es decir: no hubo un gran progreso entre aquel  futbolista que arribó a Inglaterra con 22 años y el más experimentado de 28. A pesar de que la jerarquía individual estaba a la vista, el crack mundial que se perfilaba para disputar el trono a los mejores no había aparecido.

Imagen relacionadaSergio Aguero junto a Josep Guardiola.

Sergio Aguero junto a Josep Guardiola.

Pero en la segunda tempora de Pep Guardiola, el Manchester City parece haber llegado para competirle de igual a igual a los principales gigantes europeos. Y ningún otro jugador del plantel lo necesitaba tanto como Sergio Agüero, ya con 29 años, siete temporadas en el país, la intriga de cuándo volverá a su país e incluso, su momento más difícil en la Selección Argentina, cuando parecía que estaba más afuera que adentro de Rusia 2018.

Aguero ya es un centrodelantero, pero encaja muy bien con el rol del nueve moderno. Por la calidad técnica que siempre tuvo, poder salir del área con frecuencia es una gran novedad para el argentino. Esto está permitido por la gran cantidad de posesión que tiene el Manchester City de Guardiola. La paciencia, esperar el momento indicado, y moverse sin pelota para que aparezcan los espacios, son nuevas normas colectivas que le sientan de maravilla a Aguero. Antes debía esperar demasiado tiempo entre los centrales, y al recibir el panorama era más desalentador. En la maquinaria ofensiva que despliega Guardiola, la capacidad para llegar hasta Agüero, y las opciones que se le abren a éste, son determinantes para el gran andar colectivo del City y personal del Kun. El atacante ha entendido como pocos hoy en día cuándo es conveniente empujar a los centrales hacia el área y cuándo retrasar su posición para no darles a estos una referencia y llegar él junto al resto de una segunda línea ofensiva.

De seguro el argentino nunca se sintió tan preparado para competir por el sueño de la Champions League, ni tampoco tuvo el City un andar tan deslumbrante en Premier: apenas dos empates y una derrota en 24 fechas. Pero quién también agradece el andar Citizen y de Aguero, es Jorge Sampaoli, quien lo piensa ahora como la pieza ofensiva que mejor encaja en la Selección de Leo Messi. Son equipos, casos y nombres diferentes, pero el Kun esta vez sí que además de su talento, tiene una capacidad de movimientos que lo convierten en uno de los delanteros más temibles del mundo.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Leave A Reply