EL FUTURO LLEGÓ

0

Ante Patronato como local era la situación ideal para que San Lorenzo consiguiera su primer triunfo en la Superliga y, si bien lo logró, le costó más de lo esperado. La proximidad con el partido definitorio contra Nacional por Copa Sudamericana, obligó a Claudio Biaggio a optar por un equipo totalmente alternativo, plagado de juveniles con pocos partidos en primera y, hasta incluso, algún debutante. San Lorenzo salió a la cancha con un 4-4-2 cargado de valores a tener en cuenta en el futuro cercano.

Los de Boedo arrancaron el partido bien metidos y en seis minutos se pusieron en ventaja a traves de un derechazo de Adolfo Gaich –que marcó su primer gol en primera en su segundo partido como titular- tras un centro de Bautista Merlini. Pero la alegría duro poco y nada. Con la desventaja, Patronato fue en busca del empate, el cual consiguió cinco minutos más tarde con un centro desde la derecha de Mauricio Sperduti que Pablo Ledesma conectó de cabeza. No conforme con la igualdad, la visita repitió la formula, pero esta vez, fue Gabriel Carabajal quien definió tras la asistencia del ex Banfield para dar vuelta el marcador en apenas veinte minutos. Con el resultado a favor la visita se dispuso a defender el triunfo parcial y lo logró con creces hasta el final del primer tiempo ya que el conjunto azulgrana jamás pudo inquietar el arco de Sebastián Bertoli.

A diferencia del partido con Godoy Cruz, Biaggio movió rápidamente el banco de suplentes y acertó con las variantes. La salida de Franco Moyano, jugador mas de marca, por Daniel Hernández le aportó movilidad y velocidad al equipo. El colombiano, que hizo su debut, dejó una buena impresión con sus gambetas y atrevimiento. Luego ingresaron Matías Palacios –con apenas 16 años- y Pablo Mouche por Nahuel Barrios y Merlini, ambos de flojo partido y de quienes se esperaba un mejor rendimiento ya que son de los jóvenes con más partidos en primera. Comandado por Mouche y Reniero, y empujado desde el fondo por un Senesi en gran nivel, San Lorenzo acorraló a su rival, que a esa altura ya había resignado la chance de atacar.

A 15 del final, Mouche sacó rápido un tiro de esquina y Rodríguez aprovechó la distracción de la defensa contrincante para empatar el partido tras un rebote en el arquero. Envalentonado por la paridad, el local fue con todo por el tercer gol, el cual llego de manera agónica con un zurdazo inatajable de Mussis. El ex Gimnasia, que completó sus primeros noventa minutos después de un año por una grave lesión en la rodilla izquierda, se mostró un tanto impreciso y padeció desde lo físico el final del encuentro, lo cual es lógico después de una inactividad tan larga, pero es muy importante para San Lorenzo poder contar con el nuevamente.

Tras cinco partidos, el Ciclón pudo cortar la racha negativa y consiguió su primera victoria en la Superliga. El triunfo se torna aun más valioso por la manera en que se dio y por la muestra de actitud de los jóvenes que hoy en día son el recambio que tiene el plantel. Es cierto que el equipo sigue sin convencer por su nivel, pero tanto Biaggio como los hinchas, pueden estar tranquilos que en los juveniles hay grandes valores, como Reniero y Senesi ya afianzados en primera, o Palacios y Gaich que poco a poco dejaran de ser promesas para convertirse en realidad y futuro de San Lorenzo.

Share.

About Author

25 Años. Socio Refundador. La pelota siempre a Messi

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!