SIN PROFUNDIDAD PERO EFECTIVO

0

Con lo justo y necesario, San Lorenzo consiguió su segundo triunfo en la Superliga tras vencer 2-1 a San Martin de San Juan. Si bien logró quedarse con los tres puntos, el trámite del encuentro no fue sencillo para el Ciclón. De hecho, a los siete minutos la visita aprovechó una distracción de los centrales y se puso en ventaja. Pero la reacción no se hizo esperar y Nicolás Blandi empató las acciones un par de minutos más tarde. Después del frenético arranque el partido se estancó en la mitad de la cancha, con poco juego, mucho roce y sin peligro en la áreas.

A pesar de la tenencia San Lorenzo volvió a carecer de profundidad, situación que se reitera en todos los partidos y que al parecer Claudio Biaggio no en encuentra solución. Esta vez, el Pampa probó con Ariel Rojas como volante por izquierda, pero el ex River, además de estar lejos de su mejor nivel, no cuenta con la velocidad ni el despliegue para generar peligro por la banda. Por derecha se ubicó Ruben Botta pero entre gambetas frustradas y desconexiones con los delanteros -Nicolás Reniero y Blandi- nunca pudo desequilibrar con claridad. El que sí tuvo un buen partido fue el debutante Manuel Insaurralde, quien formó la dupla central junto a Franco Mussis. El juvenil de 19 años se mostró criterioso y técnico con la pelota en los pies y dejó una buena imagen en su debut.

Ya en la segunda parte, Biaggio buscó variantes para abrir la defensa de San Martin que con el correr de los minutos se aferraba cada vez más al empate. Primero ingresó Fernando Belluschi por Rojas, e intentó tomar las riendas del juego como enlace, pero la falta de espacios y la poca movilidad de los compañeros dificultaron su labor. Y más tarde, Daniel Hernández reemplazó a Insaurralde para aportarle verticalidad y velocidad a un equipo lento y previsible. Cuando el partido se encaminaba a un justo empate, casi sin acción de los arqueros, Hernández conectó de volea un centro de Belluschi y le dio la victoria a los de Boedo a falta de cinco minutos.

Sin profundidad pero con efectividad, San Lorenzo logró un triunfo importante desde el punto de vista anímico para sumar confianza y también para despegarse de los últimos puestos de la tabla de posiciones. Sin embargo, el rendimiento del Ciclón todavía deja mucha incertidumbre y no se notan mejoras de un partido a otro. El equipo no logra afianzar una idea de juego, ya no tiene la solidez defensiva del semestre pasado y la falta de profundidad es una fija en cada encuentro. Los regresos de Mussis y Belluschi aportan jerarquía pero todavía están faltos de minutos para marcar la diferencia, y a esto hay que sumarle las lesiones de Gerónimo Poblete y Fabricio Coloccini. Quizás cuando todos estén al cien por ciento el equipo funcione de otra manera.

Share.

About Author

25 Años. Socio Refundador. La pelota siempre a Messi

Leave A Reply