LO AGUANTÓ A PESAR DE LAS EXPULSIONES

1

San Lorenzo empató 1-1 ante Boca como local, en un partido polémico. El Ciclón volvió a sufrir dos expulsiones al igual que la fecha pasada y desaprovechó la chance de descontarle puntos al Xeneize.

San Lorenzo arrancó el partido con un 4-2-3-1 con Robert Piris Da Motta y Facundo Quignon como doble 5, Gabriel Gudiño, Ruben Botta y Fernando Belluschi más adelantados y Nicolás Blandi como único punta. Y el cambio de esquema con respecto al partido ante Talleres (4-3-1-2) rápidamente dio resultado. El Ciclón ejerció una buena presión en los primeros minutos y Botta abrió el marcador tras capturar un rebote al borde del área. Sin embargo, en lugar de mantener esa postura que complicaba al rival, San Lorenzo cedió la posesión, retrocedió unos metros en el campo y las alturas de Gudiño y Belluschi dibujaban un 4-4-1-1. Esto generó que Boca se adelantara en el terreno y fuera con más ímpetu por el empate, que llegaría tras una distracción a la salida de un córner y un cabezazo de Carlos Tevez.

Tras la igualdad, el conjunto azulgrana volvió intentar adelantarse en el campo, y Boca, debido a la lesión de Pablo Pérez, recurrió al mismo esquema: 4-2-3-1 con Tévez como mediapunta y Walter Bou como centrodelantero. A partir de allí, el partido se hizo de ida y vuelta con chances para ambos equipos. San Lorenzo buscaba conexiones entre Botta y Belluschi a espaldas de los volantes, y apostaba a los desbordes de Gudiño por derecha, mientras que la visita intentaba explotar los espacios con la velocidad de Pavón y Tevez como conductor. El encuentro era vertiginoso y entretenido para cualquier espectador hasta que sobre el final de la primera parte, Quignon se fue expulsado de manera infantil por doble amarilla. El trámite del partido ya no sería igual.

En el segundo tiempo y con un hombre menos, los de Claudio Biaggio cedieron por completo la posesión de la pelota y se replegaron en su campo con la esperanza de aprovechar algún contraataque. A base de una buena defensa compacta el ciclón aguanto con creces los avances de Boca, que en ningún momento puedo generar chances claras de gol. A diferencia del partido con Talleres, San Lorenzo cubrió bien los costados y no recibió ataques profundos por esa zona a pesar de los intentos de Leonardo Jara y Emmanuel Más. Por su parte, Fabricio Coloccini y Matías Carruzo –ambos de muy buen partido- despejaron cada centro que caía en el área y Da Motta con ayuda de Belluschi, anularon los intentos de Boca de penetrar la defensa por el centro. Sobre el final del partido, Silvio Trucco expulsó de manera equivocada a Gabriel Rojas tras un choque con Wilmar Barrios y San Lorenzo terminó el partido con nueve jugadores, al igual que la fecha anterior ante Talleres.

A pesar del empate y de no haberle podido descontar puntos a Boca, San Lorenzo terminó el partido con varios puntos positivos: Mejoró mucho la defensa por las bandas que lo tuvo a mal traer en los amistosos de verano y en la reanudación de la Superliga; Piris Da Motta demostró por despliegue y velocidad que está por encima de Juan Ignacio Mercier; Botta está en un muy buen nivel y tras la partida de Ezequiel Cerutti va a tener minutos para afianzarse totalmente y por último, no perdió el partido a pesar de jugar más de media hora con diez jugadores y diez minutos con nueve.

Share.

About Author

25 Años. Socio Refundador. La pelota siempre a Messi

1 comentario

  1. Pingback: Ganó con poco

Leave A Reply