CENTRAL: ACTITUD, ESFUERZO Y FUTURO OPTIMISTA

0
Rosario Central tuvo una primera temporada aceptable tras el descenso. Logró sobreponerse a los altibajos y terminó coronando la temporada con la clasificación a la Copa Sudamericana. A continuación, el análisis de la academia rosarina en su vuelta a la Primera División.

De menor a mayor y con trabajo en serio se notó el cambio del equipo auriazul desde la llegada de Miguel Angel Russo y su cuerpo técnico (Hugo Gottardi y Guillermo Cinquetti) logrando solidez en todas las líneas y coronándolo con el ascenso.

En el primer torneo tras el regreso, las incorporaciones fueron fundamentales, tal es el caso de Sebastian Abreu, Franco Niell, Alejandro Donatti y Mauricio Caranta (este último, el gran responsable del éxito en partidos claves). Además, fue importante en el torneo el anexo a la primera de jugadores de la cantera, como Walter Acuña, Jonas Aguirre, Tomás Berra (hoy en el 11 titular) y Lucas Lazo.

El objetivo del Canalla era principalmente llegar a los 50 puntos para no estar comprometido con el descenso el torneo siguiente. Sin embargo, el rendimiento regular de los ribereños a lo largo de toda la temporada, coronaron la misma con la clasificación a la Copa Sudamericana. La misma se definió en la última fecha, tras vencer al descendido Argentinos. Así, los rosarinos vuelven a jugar una competencia internacional tras 8 años, cuando participaron en la Copa Libertadores 2006.

LA TEMPORADA, TRAYECTO Y BALANCE:

Torneo Inicial 2013:  El canalla empinado y contento tras escapar del averno del ascenso, se afrontaba a una dificil Primera A.

La liga arrancaba muy bien, con sendas victorias de local frente a Quilmes y Godoy Crúz. Sin embargo, un par de derrotas dolorosas ante San Lorenzo y Tigre y varios empates ponían en declive al elenco rosarino. Fecha tras fecha se acercaba el tan esperado clásico que no se jugaba hace tres años. El Canalla, a pleno anímica y físicamente, venció por 2 a 1 a su eterno rival rojinegro, que llegaba campeón y puntero del campeonato. Ese triunfo fue bisagra para ambos, puesto que los auriazules comenzaron a creer en sí mismos, y los del Parque Independencia comenzaron a desbarrancar en el torneo. Llegó el fin del certamen y la performance de Rosario Central quedó catalogada como aceptable, cosechando un total de 7 partidos ganados, 5 empatados y 7 perdidos (26 puntos).
 
Torneo Final 2014:  Comenzaba el certamen ganando frente a Quilmes y con un invicto que se mantendría hasta la cuarta fecha, donde caería frente a Godoy Cruz por 3 a 0. Desde allí ostentó cuatro fechas sin triunfos (2 derrotas y 2 empates) que lo alejaron del lote de los de arriba. El canalla venía mal y el objetivo de sacar 50 puntos se alejaba. Sin embargo, Russo movió un par de fichas y el equipo despegó. Venció a Boca, ganó nuevamente el clásico de visitante 1-0 y, hasta la derrota por goleada frente a Vélez en la 16ta, fue un potencial candidato al título. Finalmente, los rosarinos lograron el objetivo primordial de 50 dianas y, como recompensa, se clasificaron a la Copa Sudamericana 2014. La campaña se terminó y el auriazul afrontará el receso con más certezas que dudas. Todo esto es fruto de un trabajo serio y profesional encabezado por Miguelito Russo.
MIRANDO EL HORIZONTE: LA COPA SUDAMERICANA
Será la tercera participación en este torneo: La primera fue en la edición 2003 y el entrenador auriazul también era Miguel Angel Russo. Pese a ello, quedó eliminado en la primera fase a manos de Independiente. No obstante, la segunda participación de Rosario Central en la Copa Sudamericana, durante el año 2005, todavía perdura en la memoria del pueblo canalla. En la primera fase el rival era Newell’s. Tras el empate 0 a 0 en la ida en el Parque Independencia,  el equipo de Ariel Cuffaro Russo venció en la vuelta del clásico 1-0 con gol de Germán Rivarola y eliminó a su eterno rival. Luego de aquella victoria histórica, la alegría no duró mucho, ya que en octavos de final, Central fue eliminado por Inter de Porto Alegre. Este año, el desafío está latente. Con el mismo conductor que en 2003 y un equipo maduro ya asentado en la máxima categoría, Central buscará su segunda proeza internacional (La única que obtuvo: Mercosur 1995). Sin dudas, lograr la conjunción y el equilibrio de la experiencia y la sangre nueva será la clave del éxito de la academia rosarina. Rosario siempre estuvo cerca.
Escrito por: Juan Ignacio Quinteros 
(@JuaniQuinteros_ en Twitter)
Share.

About Author

El fútbol de otra manera.

Leave A Reply

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!