DISTINTOS JUGADORES, MISMA IDEA DE JUEGO

0

San Lorenzo cayó 2 a 0 ante River en el Monumental. Con los objetivos del semestre cumplidos, El Ciclón presentó un equipo con varios suplentes, pero una vez más se propuso defender y resignar el ataque, lo cual le jugó en contra ante un rival de mayor jerarquía.

Por los resultados de la fecha, San Lorenzo ya se había asegurado el tercer puesto en la Superliga y River su participación en la próxima Copa Sudamericana. De manera tal que lo único que había en juego en la noche de Núñez era cerrar la Superliga con una victoria. Mientras que Claudio Biaggio optó por un equipo alternativo, Marcelo Gallardo puso lo mejor que tenía en cancha, y la diferencia de jerarquía quedó marcada en el juego y el resultado.

Con siete jugadores de la cantera en el once titular, San Lorenzo salió a resguardarse y cortar los circuitos de juego de River. Con todo el equipo detrás de la mitad de la cancha el Ciclón intentó quitarle espacios a un Millonario que manejó el ritmo del juego durante todo el primer tiempo. Sin apuros por abrir el marcador, el local buscó paciente los huecos en la defensa azulgrana y tuvo dos chances claras que dieron en los palos del arco defendido por el juvenil José Devecchi. Mientras que los delanteros cuervos, Nicolás Reniero y Tomas Conechny, sufrieron una vez más la propuesta austera planteada por el DT y prácticamente no recibieron pelotas de las cuales sacar provecho en ataque.

Con el ingreso de Ruben Botta por Nahuel Barrios en el segundo tiempo, los de Boedo ganaron presencia de mitad de cancha para adelante. Barrios sufrió el poderío físico de los defensores locales y en ningún momento pudo desequilibrar, por lo que el ingreso del ex Tigre, de mayor experiencia y mejor porte, le permitió al equipo adelantarse un poco y no perder la posesión tan rápido. Sin embargo, cuando San Lorenzo parecía animarse, Lucas Pratto con una buena jugada individual abrió la defensa y dejó mano a mano a Ignacio Fernández, quien puso el 1 a 0. Recién a los 20 minutos del complemento los dirigidos por Biaggio inquietaron por primera vez a Franco Armani, quien respondió de gran manera ante un buen cabezazo de Reniero, en el primer y único avance profundo de la visita en todo el partido. Minutos más tarde, Rafael Santos Borre cerró el encuentro tras una serie de errores defensivos.

Más allá de la diferencia de planteles, San Lorenzo volvió a padecer su idea de defenderse y resignar el ataque apostando a uno o dos contragolpes por partido. Porque si bien la eficacia lo acompaño casi todo el torneo y permitió que terminara en el tercer puesto, cuando esa suerte se acaba o te encontrás con un arquero como Armani, las chances de ganar el partido se vuelven prácticamente nulas. El Ciclón cerró la Superliga jugando mal como casi toda la competencia pero cumpliendo el objetivo de ingresar a la Copa Libertadores. Ahora deberá aprovechar el receso para asentar una idea de juego e intentar ser más protagonista, porque jugando así va a ser difícil llegar a grandes cosas.

Share.

About Author

25 Años. Socio Refundador. La pelota siempre a Messi

Leave A Reply