Racing 1-0 Estudiantes 2019.

LA CONFIANZA DE LA JERARQUÍA

La palabra jerarquía es utilizada por casi todo aficionado al fútbol, es reclamada por los hinchas más eufóricos y es fogueada por el periodismo al momento de reforzar a algún equipo. Pero no siempre significa lo mismo y no sabemos bien qué es. La percepción rápida nos indica que puede ser es aquel jugador que es capaz de garantizar buenos rendimientos en diversos contextos. Sabemos que en el fútbol nada es ciencia cierta y lo impredecible está al orden del día, así que la reciente definición sólo nos servirá para el siguiente artículo.

Racing Club de Avellaneda tiene jerarquía -aunque justamente nadie puede decir bien qué es-, y esta se demuestra cada fin de semana con las garantías de juego en cada posición del campo. Alexis Martín Arias es está en un gran nivel; Donatti es un defensor con una enorme categoría; Marcelo Diaz juega cada partido, como dijo Mourinho, “en pantuflas”; y Lisandro Lopez logra, con 36 años, su mejor nivel desde su regreso a Racing allá por el 2016. Todo esto, conjugado, hicieron que Racing sobrepase a Estudiantes con nombre, juego y autoridad.

Tácticamente, Racing se pudo hacer de la tenencia del balón con mucho criterio para su administración. Las variantes ofensivas y la movilidad fueron clave para el desarrollo, partiendo desde agrupar jugadores en un sector para luego liberar el “sector débil” de la defensa rival. Con Renzo Saravia en un buen nivel ofensivo, La Academia pudo desbordar muchísimas veces y atacar a un rival muy replegado en su campo. A la vez, Racing contó con un Matias Zaracho que, otra vez, estuvo en un nivel extraordinario por los carriles internos; en esta función, Pol Fernandez fue el otro gran encargado de rotar constantemente su posición para tener líneas de pase hacia los dos delanteros. Estudiantes pudo soportar este agobio de variantes durante casi todo el primer tiempo, pese a atacar en llegadas aisladas sin mucha contundencia, pero no podía hacerse fuerte posicionalmente ya que no presionaba a los apoyos de Racing para darle constante continuidad a la tenencia y al ataque, Marcelo Diaz o Neri Cardozo.

Racing 1-0 Estudiantes 2019.

Racing 1-0 Estudiantes 2019.

El segundo tiempo tuvo otro arranque, con un Racing ya arriba del marcador intentó administrar la ventaja desde el repliegue defensivo, que si bien no fue absoluto, le permitieron cuidarse. Estudiantes se hizo dueño del balón por unos minutos pero rápidamente perdió la hegemonía gracias a la presión ejercida por los volantes de Racing y la falta de profundidad, principalmente de Mariano Pavone y Lucas Albertengo. En este contexto fue clave Matias Zaracho para aumentar la tenencia del balón y conducir los ataques con mucho más espacios. La falta de una mayor movilidad en Racing hizo que el resultado no haya sido más abultado, aunque contó con grandes oportunidades para hacerlo.

Desde Lisandro Lopez para tener movilidad, pasando por Dario Cvitanich en los controles y anticipos, y hasta Nery Dominguez, en una posición que no es natural, neutralizando a Mariano Pavone. Racing tuvo superioridad en cada nombre del campo con un planteo e identidad de juego que viene desarrollando hace 21 fechas, cada día la jerarquía académica tiene más confianza para conseguir su gran objetivo a final de torneo.

Por: @SebaParnes