PARA PENSARLO DOS VECES

0

Es la primera vez en la historia que Bélgica llega dos veces seguidas hasta Cuartos de Final de un Mundial. La estadística significaría misión cumplida si no se tratara de una generación difícil de repetir. Pero para seguir en Rusia, los dirigidos por Roberto Martínez deberán vencer a Brasil, el gran favorito a quedarse con el título. Se trata de un reto distinto para Bélgica: hasta acá, su estrategia apuntó a exprimir todo su poder ofensivo; atacar rápido, para volver a intentarlo de inmediato; aceptar el golpe por golpe con la confianza de que cuenta con material de élite en las áreas. Pero el Scracht no sólo no tiene nada que envidiar: llega con todas sus piezas activadadas tras eliminar a México. Martínez deberá pensarlo dos veces antes de combatir en aquellas condiciones.

Bélgica ha apostado por un 3-4-3 con el que puede juntar gran parte de su mejor material. La propuesta conlleva defender muy arriba, a muchos metros del arco custodiado por Thibaut Courtois. Los defensores Toby Alderweireld y Jan Verthonghen se encuentran acostumbrados a aquello. También Vincent Kompany, el líbero en esa defensa de tres. Pero este último tiene ya 32 años y puede que para competir ante velocistas como Neymar, Willian o Gabriel Jesús, se encuentre en problemas. No sólo el de Manchester City estará ante un reto difícil; Yannick Ferreira Carrasco, futbolista de ataque, es quien cierra el lateral izquierdo a la hora de defender, pero ante una tenencia brasileña, el ex Atlético Madrid deberá tener una gran jornada en concentración, posicionamiento y sacrificio. Y es que Bélgica siempre corrió grandes riesgos, pero ante Brasil, puede que deba pensárselo dos veces.

Brasil concentra la mayoría de sus ataques en el costado izquierdo. Es decir que Neymar Junior chocará seguido ante su compañero del Paris Saint-Germain, Thomas Meunier, quien hace las veces de carrilero derecho en Bélgica. Pero aquel no será un mero duelo individual: Martínez deberá pensar cómo defender a Philippe Coutinho y Marcelo Vieira o Filipe Luis. Es muy probable que Axel Witsel deba acudir a apoyos recurrentes hacia aquella banda, y el carril central quede para Kevin De Bruyne, un futbolista que también prefiere atacar antes que pasar tiempo en su propio campo. Ante este panorama, reforzar la medular con Marouane Felllaini, Mousa Dembele o Youri Tielemans puede ser una alternativa más que interesante. Sobre todo la del futbolista del Manchester United, autor de un gol en la remontada ante Japón, quien puede aportar mucho roce físico para incomodar la posesión brasileña sin dejar de ser un elemento de ataque.

Suiza y México ajustaron su mediocampo para enfrentar al costado izquierdo brasileño: Valon Behrami y Héctor Herrera como pivotes derechos.

Si Martínez elige reforzar la mitad de la cancha, Dries Mertens será quien cuente con muchas chances de dejar su lugar en el once. El futbolista del Napoli no ha brillado a pesar de un espectacular golazo en el debut ante Panamá. El carril derecho no perdería despliegue ya que Meunier cuenta con la dinámica para cumplir en ambas facetas. Pero el debate pasará por otro lado: ¿Es correcto matizar la idea para enfrentar a un gran rival? ¿O se lo debe enfrentar sin tomar recaudos, con la seguridad de que se dispone de material para dañarlo? Sea cual sea la respuesta, Roberto Martínez la pensará más de una vez.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Leave A Reply