LUCAS PRATTO, EL GOL QUE QUIERE RIVER

2

Con el objetivo de pelear la Copa Libertadores, River salió al mercado con el objetivo de cumplir los deseos de Gallardo. Uno de ellos fue Lucas Pratto.

River no atraviesa su mejor momento desde la llegada de Marcelo Gallardo, y es por eso que ha decidido, para esta segunda mitad de la temporada -y pensando sobre todo en la Copa Libertadores- apostar el todo por el todo y dar un golpe en la mesa, trayendo dos puntales para puestos muy necesitados. Uno ha sido en el arco, donde Germán Lux y Augusto Batalla no hicieron pie, quedando Enrique Bologna momentáneamente como titular hasta la llegada de Franco Armani, uno de los mejores porteros del continente. Y otro lugar clave que ha sido cubierto fue justamente en la otra área, donde Lucas Pratto ha llegado para aportarle un plus de calidad a un ataque que ha languidecido luego de la partida de Lucas Alario hacia Alemania.

Nacido en La Plata (Buenos Aires) un 4 de junio de 1988, la carrera del “Oso” ha sido por demás fluctuante. Se formó en las inferiores de Boca, aunque profesionalmente debutó en Tigre, donde en 13 partidos apenas pudo marcar un gol. Luego tuvo un paso por el Lyn de Oslo (Noruega), un breve retorno al club Xeneize y una campaña en la B Nacional con la casaca de Unión, antes de terminar explotando como un delantero poderoso, con técnica, buen toque de balón y con un cabezazo que utiliza de manera eficiente en las dos áreas; tanto en la Universidad Católica de Chile como en Vélez, donde se fue como un ídolo luego de cuatro temporadas y 35 goles.

Sus campañas tanto en Atlético Mineiro como en San Pablo lo terminaron de formar como jugador, haciendo que aproveche su portentoso físico para luchar con los centrales rivales, aunque explotando también su faceta más técnica, ya que Pratto se caracteriza por ser un nueve con gol, pero sin que eso implique ser egoísta al estar frente a la portería adversaria, por lo que no resulta raro verlo dar el último pase para que un compañero mejor ubicado defina.

A los 29 años, el atacante llega a River para poder darle ese salto de calidad a una delantera que, si bien sigue demostrando su valía, ha fallado en momentos importantes durante el anterior semestre, como en el partido de vuelta por la Copa Libertadores ante Lanús, o a lo largo de un certamen local que lo tiene 17º en la tabla. Además, intentará ser el complemento ideal para Ignacio Scocco, que estuvo bastante solo en la ofensiva durante los últimos meses. El ex Newell’s, un futbolista más técnico, puede aprovechar los espacios que se abran por el arrastre de marcas del hombre que hasta hace poco estuvo en la Selección, lo que puede provocar que no solo él llegue al gol con mayor asiduidad, sino que en el 4-3-1-2 que Gallardo plantea, los laterales también puedan utilizar los flancos que queden libres, además de tener, por fin, una referencia clara en el área. Por otro lado, River sufre las pelotas paradas, con lo que la contratación de Pratto debería servir para ayudar a fortalecer ese punto flojo en la defensa.

El Pratto que llega al conjunto millonario es un jugador muchísimo más completo que el que pasó por Vélez, y sueña no solo con hacer los goles que los de Nuñez tanto necesitan, sino también con que este sea el trampolín para poder cumplir su sueño y jugar el Mundial de Rusia 2018. Es difícil, pero Jorge Sampaoli aún lo tiene en carpeta.

Por: Juan Pablo Gatti 
(@GattiJuan)
Share.

About Author

El fútbol de otra manera.

2 comentarios

  1. Pingback: Un mago entra en cartelera: Juan Fernando Quintero llega a River

  2. Pingback: Sin ideas ni variantes

Leave A Reply