PERÚ Y MARRUECOS, A PESAR DE AQUELLO

0

Había mucha expectativa alrededor de lo que podían hacer Perú y Marruecos en el Mundial de Rusia 2018. No obstante, ambas selecciones están eliminadas jugadas las primeras dos fechas. Lo raro es que no se puede decir que hayan decepcionado; las dos, a su manera, divirtieron y dejaron buenos momentos de fútbol. Pero a pesar de aquello, a ninguna le ha alcanzado para sumar ni convertir. Africanos (28) y sudamericanos (27) intentaron más remates que por ejemplo, Croacia (25), quien ya está clasificada a la fase final.

Perú eliminada de Rusia 2018

Perú eliminada de Rusia 2018.

Lo de Perú, por el grupo en el que cayó, es aún más curioso. Los dirigidos por Ricardo Gareca llegaron a Rusia con la certeza de contar con futbolistas de técnica, ritmo, empuje y los deberes hechos en lo colectivo: así lo corroboraban los 15 partidos sin derrotas. Además, el hecho de poder contar con su capitán Paolo Guerrero, aparecía como un nuevo envión anímico además de futbolístico. Pero el debut ante Dinamarca trajo sus sorpresas. La rojiblanca fue superior y por momentos atropelló a su rival. Desbordes en banda derecha con André Carrillo y Luis Advíncula; movilidad en Christian Cueva; velocidad en Jefferson Farfán como jugador más adelantado; técnica en Yoshimar Yotún y Edison Flores. Las llegadas de gol se dieron con buena frecuencia, pero cuando promediaba la primera mitad, el ritmo bajó y Perú no había conseguido abrir el marcador. Aquello era frustrante, y Dinamarca aplicó templanza para quitar ritmo al partido. Sobre todo Christian Eriksen fue quien comenzó a percibir que el peligro ya  había pasado. Iniciado el complemento, Dinamarca golpeó a través de Yussuf Poulsen y su plan se simplificó. El de su rival, por el contrario, se llenó de apuros y nervios. Lo cierto es que cuando se quedo sin ritmo, Perú fue poco. Y en una distracción se quedó con las manos vacías. Algo similar le pasó ante Francia: salió a la cancha hambriento, con ganas de jugar de igual a igual. Tuvo a Guerrero como titular, pero al de Flamengo también le faltó efectividad en la finalización. La diferencia fue que Francia, a través de N’Golo Kanté, Paul Pogba, Kylian Mbappé y Olivier Giroud, tardó menos que los daneses en conseguir quitarle ritmo al partido. Y otra vez, al no poder ejecutar su juego de altas revoluciones, Perú fue poco. Fue un momento de desorientación el que le costó el partido, pero hubo otros que pudieron ampliar la desventaja. En ambos casos, tras recibir el gol, los de Gareca reaccionaron con ímpetu y también fútbol, pero los caminos estaban cada vez más obstaculizados y los propios nervios afectaban a la toma de decisiones. Perú insinuó pero no golpeó; llegó pero no convirtió; divirtió, pero no fue efectivo. Y aunque el grueso de los debates actuales elijan sólo una parte de los hechos, las dos caras de la moneda son ciertas.

Marruecos eliminada de Rusia 2018.

Marruecos eliminada de Rusia 2018.

Marruecos fue emparejado en un grupo más difícil, pero aún así, algunos nombres y funcionamientos logrados en amistosos invitaban a creer que podía significar un dolor de cabeza. No obstante, cayó ante Irán y su destino quedó signado tras no poder sumar ante Portugal. En ambos partidos, los dirigidos por Hervé Renard fueron protagonistas y crearon más situaciones que sus rivales, pero carecieron de eficacia. Sus dos centrodelanteros, Ayoub El Kaabi y Khalid Boutaib no pudieron concretar todo lo generado por sus compañeros. Especialmente inspirado estuvo el jugador del Leganés, Nordin Ambabat, quien primero hizo las veces de lateral ofensivo y luego, ante Portugal, fue extremo puro para dar ingreso al defensor de Fenerbahce, Nabil Dirar. La defensa siempre estuvo comandada por Mehdi Benatia, y obligada a correr mucho tiempo hacia atrás por la cantidad de ataques sin finalizar y la cantidad de gente con la que atacó el equipo. Luego, Moubarak Boussoufa y Karim El Ahmadi se repartieron con criterio la mitad de la cancha; dieron sentido al juego del equipo a través de buenos y repetidos pases cortos. Por delante, Amine Harit dejó pistas sobre sus condiciones con apenas 21 años; Hakim Ziyech aceptó las muchas responsabilidades que el equipo les encargó, aunque alternó buenas y malas; Younes Belhanda participó más ante Portugal, uniendo a sus compañeros y permitiéndole al equipo mayores momentos de dominio. Pero Marruecos no concretó, y al igual que Perú, dos jugadas muy puntuales lo enviaron a casa.

LA ERA DEL CONTROL

Las agradables pero inconclusas propuestas de Perú y Marruecos invitan a pensar hacia dónde va el fútbol mundial. Dos equipos de mucho vértigo y ritmo, han visto como tarde o temprano, el rigor táctico -que cada día se extiende más y más- de sus rivales lograba frenar la intensidad de los partidos. Cuando los decibeles bajaron, los espacios se esfumaron. Allí, en ataque posicional, ambas selecciones se mostraron intrascendentes. En tiempos donde el Real Madrid de los centrocampistas conquista tres Champions League consecutivas, es factible pensar que el control del juego está siendo más importante que la verticalidad. Por lo general, ese intento por arrasar al rival dura menos de lo esperado.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Leave A Reply