ESPECULAR Y NO ATACAR

0

San Lorenzo empató sin goles ante Patronato en Paraná. El Ciclón volvió a tener una pálida actuación, con muchas imprecisiones y casi sin atacar al rival. Ahora deberá ganar sus últimos dos partidos para lograr la clasificación a la Libertadores 2019 sin depender de otros resultados.

“Vamos a ver qué sale a proponer Patronato y veremos donde pararnos” expresó Claudio Biaggio justo antes de que arranque el partido. Y así fue durante los 90 minutos. San Lorenzo salió a especular en Paraná cuando debía ganar para mantenerse firme en la lucha por el ingreso a la Copa Libertadores 2019. Incluso antes de su declaración el técnico dejó entrever su idea de juego reemplazando a Franco Moyano por Juan Ignacio Mercier en el equipo titular. Si bien el juvenil no tuvo grandes actuaciones, sus características son más ofensivas que las de Pichi, que cada vez juega más cerca de los centrales.

El flojo rendimiento de Gabriel Gudiño, Nahuel Barrios y Ruben Botta, quienes nunca pudieron asociarse para crear juego por el centro del campo y tampoco aprovechar su velocidad para los desbordes, sumado a la tacaña propuesta del DT, concluyeron en un San Lorenzo inofensivo que prácticamente no pateó al arco. Así como muchas veces le sucedió a Nicolás Blandi, Nicolás Reniero fue el que padeció el poco abastecimiento de los volantes haciéndolo pasar inadvertido en el encuentro.

Otro punto débil fue Mercier. El ex Argentinos estuvo muy impreciso y ya no cuenta con la velocidad para hacer los relevos como en su mejor momento. Su titularidad predispone al equipo a jugar en su propio campo ya que cada vez se ubica más cerca de los centrales lo que anula la posibilidad de una presión más alta. Otro que bajó mucho su nivel es Paulo Díaz. El chileno, que supo ser de los más regulares del equipo con buenos rendimientos, está en baja en los últimos cotejos y ante el Patrón se fue expulsado nuevamente por doble amarilla por lo que no podrá estar presente ante Belgrano.

Con un rendimiento muy bajo y poca actitud, el equipo de Boedo rescató un empate que podría haber sido derrota si el local aprovechaba las dos chances claras que tuvo sobre el final del encuentro. Si bien Biaggio y Mercier dijeron estar conformes con el punto obtenido, la unidad en realidad es poca considerando que el rival venia de dos derrotas consecutivas y se encuentra en el puesto 20 de la Superliga. San Lorenzo salió a esperar y nunca arriesgó ante un rival inferior al cual podría haber lastimado con poco. Ahora deberá ganar ante Belgrano y River para cumplir el objetivo y no depender de nadie más.

Share.

About Author

24 Años. Socio Refundador. La pelota siempre a Messi

Leave A Reply