PRIMEROS DESTELLOS DEL NUEVO SAN LORENZO

0

La asunción de Jorge Almirón en San Lorenzo renovó los aires dentro de la institución. El desgastado ciclo del “Pampa” Biaggio dio lugar a varios juveniles y a una reorganización que el club necesitaba de forma imperiosa.

La sorpresiva eliminación de la Copa Argentina ante Temperley aceleró los tiempos y la era Almirón inició sobre un campeonato a punto de finalizar, tras una magra campaña. La nueva filosofía de juego conlleva tiempo, trabajo e intérpretes específicos para llevar adelante el sistema propuesto por el entrenador ex Lanús y Atlético Nacional. Como todo cambio brusco en la política deportiva, requiere refuerzos a la altura de las circunstancias y, seguramente, grandes cambios.

San Lorenzo tiene material para ilusionarse con conformar un buen equipo. El debut de dos de sus refuerzos así lo indica. El empate sin goles en el clásico ante Huracán dejó dos puntos muy altos: el arquero Fernando Monetti, jugador fetiche del entrenador que relegó a Nicolás Navarro al banco de suplentes; y el colombiano Raúl Loaiza, a quien Almirón conocía de su paso por Atlético Nacional. En la reanudación de la Supeliga, Monetti fue siempre opción para salir del fondo con claridad y dar juego para romper la línea de presión que estableció Huracán en la zona de tres cuartos de cancha azulgrana. Y además, como su puesto lo indica, salvó el arco con dos grandes intervenciones, una en cada tiempo. El ex Gimnasia y Lanús redondeó un gran debut en el arco del “Ciclón”.

Por otro lado, el volante central de origen colombiano, con gran dominio de pelota, fue el eje de un San Lorenzo que durante 35 minutos, hasta la mala expulsión de Fabricio Coloccini, manejó la pelota y el trámite del partido casi en su totalidad ante la pasiva presión del conjunto dirigido por Antonio Mohamed. Loaiza redondeó un debut promisorio dejando en claro que será una gran rueda de auxilio conforme el equipo de Almirón comience a aceitar su juego.

Por: Diego Salgado
@diego_Salgado6

Share.

About Author

El fútbol de otra manera.

Leave A Reply