CONOCIENDO A NACIONAL

1

Nacional de Montevideo y Banfield se enfrentarán el 14 y el 21 de febrero por la tercera fase clasificatoria de la Copa Libertadores. De ahí saldrá el último equipo del grupo 6, que conforman Santos de Brasil, Estudiantes de la Plata y Real Garcilaso de Perú.

El Bolso no empezó bien el año sino todo lo contrario: cayó dos veces ante Peñarol, su tradicional rival. El primer partido fue por un amistoso y el segundo por la Supercopa Uruguaya, y en ambos fue superado claramente, lo que ocasionó muchas críticas de sus hinchas. Sin embargo, el equipo del “Cacique” Alexander Medina -técnico debutante-, se recuperó y no tuvo problemas en eliminar a Chapecoense de Brasil, por la segunda fase clasificatoria para la Libertadores. Ganó ambos partidos sin sufrir pero también sin que le sobrara nada.

Además de eso, tuvo otras dos buenas noticias luego del mal arranque de 2018: la primera fue que su capitán y símbolo, Diego Polenta, finalmente se quedó en el club luego de que se cayera su pase al Genoa. La segunda fue la victoria clara ante Torque por 4-2, en la primera fecha del campeonato. En ese partido y al igual que lo que hará ante Rampla y Fénix por la segunda y tercera fecha, Medina puso un equipo alternativo ya que la prioridad absoluta es la Copa Libertadores.

Nacional es un equipo ordenado que utiliza un 4-4-2 como esquema base. Le gusta salir jugando con el arquero Esteban Conde, ex Godoy Cruz, que tiene muy buena técnica. En defensa tiene muchos nombres importantes. Los laterales son Jorge Fucile, quien jugó dos mundiales, y Luis Alfonso Espino. Ambos pasan bien al ataque pero también son seguros en defensa. El marcador central Polenta es su emblema, pero no podrá jugar la ida en el Florencio Sola porque todavía debe una fecha de suspensión, por lo que seguramente la zaga estará conformada por Diego Arismendi y Guzmán Corujo.

En el mediocampo y ante la baja de Sebastián Rodríguez, quien al igual que Polenta tenía que cumplir tres fechas de suspensión y volverá en la vuelta ante Banfield, el doble cinco lo vienen conformando Christian Oliva y Santiago Romero. El primero es un juvenil que le sacó el puesto a Luis Aguiar y tuvo dos grandes partidos ante Chapecoense, destacándose en la recuperación y en el despliegue. El segundo es un volante mixto ex Rosario Central, que llega mucho al área rival y convirtió en la ida, en la vuelta y ante Torque. Por afuera juegan Diego de Pena y Matías Zunino, de ida y vuelta. Una alternativa para estos puestos o para el de lateral derecho es el ex Boca y selección uruguaya Álvaro González.

En la delantera el hombre más adelantado es Sebastián “Papelito” Fernández, aunque no es la clásica referencia de área ya que mide solo 1.71. Por detrás de él juega un ex River: Tabaré Viudez es el hombre más habilidoso de Nacional, encargado de crear juego y pegarle a las pelotas detenidas. Una variante a ellos es el flamante refuerzo Gonzalo Bergessio, que debutó ante Torque y marcó dos goles.

Quizás como diferencia entre ambos equipos se puede marcar que Nacional tiene más jerarquía en defensa, pero Banfield tiene nombres más importantes para desequilibrar en ataque. La forma de jugar de los dos es parecida y son equipos parejos, por lo que es probable que sea una serie igualada que se defina por detalles o distracciones.

Share.

About Author

1 comentario

  1. Pingback: Cumplió el plan a rajatabla y se aferró a la igualdad

Leave A Reply