EL MONSTRUO QUE ASUSTÓ A SU CREADOR

0

Absténgase de leer ésta nota si lo conoce a fondo. Por favor, notifique a las autoridades y que éstas se lo comuniquen al mundo. Lo que es y de dónde proviene. El misterio que nadie pudo resolver, el rompecabezas que ningún especialista pudo armar y el enigma que ningún científico pudo responder. Los más brillantes pensadores del fútbol no encontraron la manera de pararlo y usted tampoco podrá hacerlo aunque dedique su vida a ello. Antes de que se angustie, permítame decirle que es argentino. Nació y vivió su infancia en Argentina. Se mudó a España, donde le ofrecieron las oportunidades que aquí no pudo tener. Ese »muchacho» creció aunque sus características físicas indicaban otra cosa. Hoy no hay palabras que alcancen para describirlo. ¿Será un monstruo? De momento existe una sola definición que aprobó la RAE y nos acerca un poco a éste fenómeno: Inmessionante.

El día miércoles vivimos otro capítulo de ésta fantástica historia que inició el 1 de Mayo de 2009 cuando Josep Guardiola revolucionó el fútbol creando una nueva posición para el astro argentino. Las indicaciones del técnico de Santpedor fueron simples y los resultados, extraordinarios: »Leo, mañana arrancas por banda pero si te hago una indicación te vas a la espalda de los mediocentros y te mueves por esta zona que te acabo de enseñar». Así nació el falso 9, que dio una demostración extraordinaria convertida en preludio de lo que vendría: 6-2 al Real Madrid y Liga definida. Ese año el Barcelona no solo obtendría el campeonato de su país sino que triunfaría en la Copa del Rey, Supercopa Española, Supercopa Europea, Champions League y en el Mundial de Clubes frente al Estudiantes de Alejandro Sabella. Messi fue determinante en todas y cada una de las copas obtenidas. Cabe destacar, por ejemplo, que tambien convirtió dos goles en el partido de ida contra el Bayern Munich por Cuartos de Final, que finalizó 4-0. Tras conseguir el único sextete de la historia del fútbol, Barcelona pasó un año de sequía internacional. Sin embargo, derrumbando todos los mitos y pronósticos, el equipo culé tuvo un 2011 demoledor: Liga, Supercopa Europea y Española, Champions y Mundial de Clubes llenaron las vitrinas del mejor equipo de los últimos 15 años. Luego de ésta maravillosa etapa, el técnico español decidió cerrar un ciclo y darle paso a Tito Vilanova. Josep se mudó a Munich pero no pudo llevarse a su compañero ideal; el experimento de laboratorio más eficaz de la historia. El monstruo que él ayudó a crear y que ya nadie podía detener.

Los caminos de ambos fueron divergentes, y contrario a lo que muchos pensaban, Lionel Messi tuvo un crecimiento superlativo. Tuvo altibajos pero siempre se abrazó con la victoria al final del camino. Lio sufrió la etapa de Gerardo Martino, la final del Mundial de Brasil y los primeros tiempos de Luis Enrique. A fuerza de goles y de una reinvención personal única en el fútbol, el rosarino se volvió un todoterreno y fabricó una posición que tampoco conocíamos hasta ahora: la del futbolista total. Participó y participa en todas y cada una de las facetas del juego del equipo culé. Aún sin Xavi e Iniesta en un gran nivel, el mejor jugador que existe sabe lucirse y hacer lucir a los demas. Un paquete completo que continúa cerrando bocas y demuestra día a día la poca importancia del rival. No importa el contexto. Él juega al fútbol, hace lo que tiene que hacer, se divierte y ridiculiza a los mejores defensores y a los mejores arqueros. Si no existe margen de error con Messi delante es porque nunca nadie hará las cosas lo suficientemente bien para detenerlo.

Luego de la exhibición ante el Bayern Munich, el técnico del equipo e inventor del monstruo, avisó: »Messi es imparable». La declaración consta de tres palabras pero responde todas las preguntas que puedan hacerse. La táctica no falló. El planteo no falló. Los jugadores no fallaron. Neuer estaba en el arco y era el mismo de siempre. No jugó Dante. Pero es bastante dificil jugar un partido normal cuando hay un ser de características inhumanas como oponente. El fútbol es impredecible: Lionel Messi lo convierte en un deporte que nunca tendrá explicación lógica.

Share.

About Author

Un romántico del futbol. Messista. Argentino por sobre todo. Junto letras en @PasionFulbo y @Uni_Futbolero. Muy ocasionalmente en @KaiserFootball.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!