TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A MESSI

0

 

Siempre el análisis incluye a Messi. Cuando se habla de la Selección, tarde o temprano, todos los caminos conducen a él. Y en la cancha, también todo termina en Messi. Las aspiraciones de Argentina se reducían a lo que podía salir de su zurda. Otra vez, el genio dio la talla en un partido importante, pero la falta de puntería -propia, pero sobre todo de sus compañeros- hicieron que la foto sea la suya tomándose la cara, incrédulo, frustrado una vez más.

Pero hay que reconocerlo: tampoco es que fue un gran partido de Messi. Dio la talla porque es uno de los futbolistas más grandes de la historia y en varias apariciones pudo ser clave para abrir el marcador. Se jugó en medio de una tensión pocas veces vista, y Lionel tampoco pudo abstraerse. El periodismo, parte de la gente y hasta sus propios compañeros esperan su genialidad, y él se creyó que era así, que debía salvarnos a todos. Por eso en varias oportunidades intentó la heroica imposible cuando la jugada pedía otra cosa. Por eso perdió varios duelos. Pero aún así, en ese momento de total desconcierto, pases fáciles errados y jugadores petrificados, Messi fue junto a Javier Mascherano el único que se rebeló y la pidió siempre.

Ni en la final del Mundial se respiró tanta tensión como ayer en La Bombonera. Ser subcampeón del mundo de seguro que duele, pero no se compara a jugar el partido que puede significar el golpe más duro en la historia de la Selección Argentina. En Ecuador, ante un rival que acaba de quedar sin chances que antes fueron altas, Lionel y sus compañeros tendrán otra oportunidad. Pero Sampaoli deberá trabajar para que ni la cabeza ni el sistema de juego terminen en busca de algún héroe.
FOTO: Olé
Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Leave A Reply