NI LAS MANOS DE NAVARRO, NI LA SUERTE DE AGUIRRE

0
Foto: Telam.

San Lorenzo perdió 2 a 0 en los 90 minutos y luego en la tanda de penales ante Lanús y quedo eliminado de la Copa Libertadores. El Ciclón no supo aprovechar la ventaja obtenida en el partido de ida y fue superado por su rival en todo momento. Además Diego Aguirre renunció a su cargo tras la derrota.

Dieciséis minutos le bastaron a San Lorenzo para echar a perder todo lo bueno que había hecho en el partido de ida. Aquella presión intensa que no dejó jugar a Lanús y la actitud para llegar primero a cada pelota no se vio en ningún momento. Esta vez el bloque defensivo que funcionó de gran manera en el primer cotejo hizo agua por todos lados. Los volantes de Lanús hicieron circular y filtraban la pelota ante un mediocampo azulgrana que no presentaba oposición mientras Lautaro Acosta y Alejandro Silva se hicieron un festín a espaldas de los laterales Paulo Díaz y Gabriel Rojas. Tanto así que a los 10 minutos, tras un centro de Acosta y un rechazo corto de Juan Mercier, José Sand recibió la pelota dentro del área y ante la mirada de los centrales de San Lorenzo puso el 1 a 0. Y minutos más tarde otra desconcentración de los de Boedo le permitió a Nicolás Pasquini convertir el segundo gol con un anticipo al primer palo a la salida de un tiro de esquina.

Con la serie empatada, el Granate bajó un poco su intensidad, sin embargo Mercier, Franco Mussis y Fernando Belluschi no podían contener la llegada de los volantes rivales; Marcos Angeleri y Matías Caruzzo en todo momento se vieron superados por los atacantes contrarios. Primero Acosta con un remate bien contenido por Nicolás Navarro y después un remate de Sand que pegó en el travesaño podrían haber liquidado la serie en la primera parte. El ciclón tuvo dos chances que podrían haber torcido la historia a su favor: un clarísimo penal del arquero Estaban Andrada sobre Bautista Merlini que el árbitro no sancionó y un remate de Belluschi de afuera del área que dio en el travesaño.

En el segundo tiempo, con ambos equipos con la necesidad de marcar un gol, se planteo un partido de golpe por golpe. Sin embargo, con Ezequiel Cerutti y Merlini incapaces de concretar un desborde y sin la subida de los laterales el ciclón carecía de alternativas para sorprender. Recién a los 80 minutos Ruben Botta ingresó por Cerutti y a los 84 Gabriel Gudiño reemplazó a Merlini. Quizás si Aguirre hubiera hecho los cambios antes San Lorenzo podría haber aprovechado el desgaste físico que ya se notaba en los jugadores locales restando 20 minutos para el final.

Con la derrota consumada el cuervo dependía nuevamente de las manos de Navarro o de la famosa suerte del entrenador Diego Aguirre para sortear una tanda de penales. Pero ni la fortuna del uruguayo ni los guantes del arquero -que había tapado dos disparos desde los doce pasos ante Emelec y ante Cipolletti por Copa Argentina- pudieron detener los precisos remates de los jugadores de Lanús. El que si se destacó fue Andrada quien contuvo el remate de Caruzzo hacia su palo izquierdo y el de Blandi hacia su palo derecho y así sentenció la eliminación de San Lorenzo de la Copa Libertadores y generó que Diego Aguirre renunciara a su cargo de entrenador.

Ya fuera del torneo continental y de la Copa Argentina, San Lorenzo solo tiene en su horizonte la Superliga para la cual deberá contratar un técnico lo antes posible. Si en agosto una de las razones para no despedir a Aguirre fue que no había otro para ocupar el cargo ¿Quién podrá ser ese reemplazante en medio de la competencia? Gabriel Heinze, Pablo Lavallen y Luis Zubeldia pican en punta. También suena Claudio Biaggio, DT de la reserva, quien seguramente sea el interino cuando San Lorenzo enfrente a Estudiantes por la cuarta fecha del torneo local el próximo lunes en cancha de Quilmes.

Por: Mauricio Molina
Share.

About Author

24 Años. Socio Refundador. La pelota siempre a Messi

Leave A Reply