JUVENTUS 2017/18: DEFENDER SIN LA BBC

2

Massimiliano Allegri debió rearmar el equipo tras la salida de Leonardo Bonucci. Tras un arranque difícil, el barco de Juventus vuelve a aguas tranquilas.

La “BBC” conformada por Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci y Giorgio Chiellini llegó a su fin tras la salida del segundo al AC Milan. El italiano de 30 años era importante para formar una muralla defensiva en el área, y también para la salida desde el fondo. Lo primero, Allegri parece haberlo solucionado. En cambio, el juego que le daba Bonucci aún no ha podido ser reemplazado. Pero Juventus volvió a competir tras un arranque turbulento, lleva 11 triunfos consecutivos y no pierde desde noviembre de 2017.

Para entender a la nueva Juve es importante entender el nuevo esquema táctico. Atrás quedó la línea de tres y también el 4-2-3-1 en el que Barzagli se paraba como lateral derecho. El sistema más utilizado esta temporada es el 4-3-3. De esta manera, el tercer hombre que antes se usaba en la línea de fondo, ahora forma parte del mediocampo. Pero las características de aquel cambio dicen mucho sobre lo que busca el equipo: es Blaise Matuidi quien se sumó a Sami Khedira y Mralem Pjanic; el francés es un volante físico, de recorrido, que desde el interior izquierdo le permite a Juventus adelantar sus líneas y mejorar su pressing en campo rival. Ese es el agregado, la novedad de la presente temporada, mientras que la defensa posicional se mantiene: la zona central sigue poblada con dos centrales y tres volantes interiores, mientras que los extremos cierran en las bandas.

Para llevar adelante dicho sistema, Allegri está dando rodaje a Mehdi Benatia y Daniele Rugani en el puesto de primer central, y ha confirmado a Pjanic como uno de los mejores mediocentros del mundo. La decisión difícil pasa por Paulo Dybala; el argentino, acostumbrado a jugar por detrás de Gonzalo Higuaín, no tiene lugar en 4-3-3, tal es así que antes de la lesión fue suplente. De mantenerse el esquema, se lo puede imaginar como extremo derecho, aunque en ese caso deberá hacer un recorrido largo al que no está acostumbrado.

Pese a que la salida desde el fondo no es la de antaño ni tampoco el control de los partidos se acerca al del equipo que llegó a dos finales de Champions League en los últimos cuatro años, Juventus compite una vez más gracias a su solidez defensiva. Las cifras son increíbles: sólo un gol recibido en los últimos 16 encuentros. Dato alentador si se tiene en cuenta que el rival en Octavos de Champions League será un Tottenham que cada año parece más preparado para hacer frente a las grandes potencias. Resistir sin pelota y encontrar los momentos para lastimar, es una fórmula que Juventus demuestra saber aplicar.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

2 comentarios

  1. Pingback: La respuesta en el pase

  2. Pingback: Argumentos para soñar

Leave A Reply