LA RESPUESTA EN EL PASE

0

Juventus y Tottenham igualaron 2-2 en el encuentro de Ida correspondiente a los Octavos de Final de la Champions League. Los de Pochettino tuvieron un arranque de pesadilla, pero encontraron la respuesta en el pase.

Decíamos días atrás que el proyecto de Mauricio Pochettino nunca pareció más preparado para competir ante los mejores de Europa. Enfrentar a la Juventus que ya no es de la BBC pero sigue siendo uno de los equipos con mejores números defensivos en el viejo continente, era un desafío más que interesante. Pero las cosas no pudieron empezar peor para los Spurs: en apenas 10 minutos se encontraban 2-0 abajo en el marcador. La experiencia en instancias finales de Champions suele jugar su parte. Pero Tottenham encontró la respuesta en su estilo de juego: protagonismo, acumulación de pases para agruparse alrededor de la pelota y poder hacer una efectiva presión tras pérdida.

Mousa Dembele y Christian Eriksen fueron las piezas fundamentales para asentarse en aquella idea que obligó a Juventus a correr detrás de la pelota y quedar a la espera de algún contraataque. El belga desde un escalón inicial, dio 101 pases con un 95% de efectividad; su rol inicial fue armar un doble pivote junto a Eric Dier, pero cuando el equipo tenía la posesión, Dembele era el imán en la zona central y el inglés se recostaba hacia la banda derecha. Eriksen y el argentino Erik Lamela -titular en desmedro de Heung-Min Son- alternaban apoyos por delante mientras Harry Kane y por momentos Dele Allí fijaban a los zagueros de la Vecchia Signora. Por su parte, ambos laterales daban amplitud en línea de banda. Fue la manera para que comiencen aparecer espacios entre líneas. Además, el conjunto italiano extrañó en excesos la presencia del francés Blaise Matuidi, una pieza fundamental para ejercer la presión adelantada. Sin ese elemento y ante la inspiración de Dembele y Eriksen, Juventus poco pudo hacer más que replegar sus líneas para achicar espacios. Aquella es una estrategia demasiado vista en los equipos de Premier League, y Tottenham está acostumbrado a ese tipo de retos.

Mralem Pjanic (46) fue el futbolista de Juventus que más pases dio, un número que superaron todos los jugadores de Totttenham a excepción de Lamela (46), Alli (40), Kane (40) y el arquero Hugo Lloris (30). Una muestra de que el centrocampista italiano no pudo ejercer su juego producto de la buena presión tras pérdida del conjunto londinense, que dominó el trámite del encuentro y remontó una situación adversa, con la única salvedad de que nunca inspiró seguridad en su transición ataque-defensa; Davinson Sánchez sufrió en la marca ante Gonzalo Higuaín, pero en el resto del trámite, Tottenham hizo de Juventus un equipo superado. Y su herramienta para lograrlo fue el pase.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!