EL INDEPENDIENTE DE HOLAN ANTE UN NUEVO RACING

0

En Mar del Plata, Independiente y Racing protagonizaron uno de los mejores partidos del verano. La Academia de Coudet promete mucho, pero también deja dudas.

Independiente fue el último equipo argentino en terminar el 2017, y será el primero en comenzar de forma oficial el 2018. Por eso Ariel Holan optó por devolverle rodaje a su once inicial, mientras en frente, Eduardo Coudet buscaba demostrar que buscará de su equipo en este año.

Y lo cierto es que Racing entregó muchas sensaciones positivas. Muchísimas si se tienen en cuenta los pocos días de trabajo, la ausencia de algunas piezas claves y la jerarquía del rival. La Academia salió a presionar arriba desde el primer minuto, con un 4-4-2 organizado y de características ofensivas. Presionar al Independiente de Holan no es tarea sencilla, ya que se trata de uno de los equipos que mejor maneja el juego de posesión, pero el equipo de Coudet tuvo la suficiente energía para inquietar en la salida.

No obstante, el fútbol es impredecible, e Independiente, aún siendo presionado, en cualquier momento puede establecer una buena posesión que llegue hasta campo rival. Incluso, se puede decir que el único problema del Rojo era cómo pasar la mitad de cancha. Una vez logrado eso, los espacios disponibles y la calidad de sus jugadores parecían que liquidarían a Racing, sobre todo luego de la ráfaga en la que sacó ventaja por 2-0 en el marcador.

Cabe destacar que Holan optó por un planteó idéntico al que utilizó en el Cilindro de Avellaneda: 4-2-3-1 inicial, pero con Nicolás Domingo metiéndose mucho entre los centrales para que la dupla central no quedara mano a mano ante Lisandro López y Lautaro Martínez. Esto hizo que el mediocampo quedara demasiado deshabitado y a Independiente le cuesta mucho recuperar. Pero a excepción de algunas pérdidas en salida, el equipo sufrió poco. Tal es así que el descuento académico llegó gracias a un error individual en los de Holan. También el empate sobre la hora llegó por una falla del fondo, pero en la segunda mitad la Academia sí que logró poner en jaque el orden defensivo del Rojo.

Después de evitar la goleada en la ráfaga de Independiente y descontar rápido, Racing se sintió con aún más confianza para llevar adelante su idea. Lo hizo demasiado bien para la etapa en la que se encuentra, aunque también es cierto que la ausencia de un mediocentro de marca que defienda cuando todos atacan permitió por momentos salidas peligrosas de Independiente en los pies de Maximiliano Meza. El doble cinco Nery Domínguez – Diego González está diseñado para tener la pelota y presionar alto, pero de momento no parece capacitado para recomponerse si el plan inicial falla. Incluso, los defensores centrales del plantel racinguista tampoco parecen apropiados para una idea tan ambiciosa de presión alta y muchos metros para defender en el retroceso.

Aún así, las sensaciones para Racing fueron positivas, e Independiente pareció guardar energías después de ponerse en ventajas, ya que el partido fue demasiado friccionado e intenso para un amistoso y los de Holan, además de retomar su participación en la Superliga la semana próxima, deberán medirse ante Gremio por la Recopa Sudamericana. Lo cierto que los dos equipos de Avellaneda se fueron de Mar del Plata con cosas positivas.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!