TIEMPO Y ESPACIO

0

Independiente no jugó bien y perdió como local 2-0 ante Atlético Tucumán. Los de Holan una vez más equivocaron las formas de dominar al rival y generar situaciones de gol. El manejo de tiempo y espacio difiere de lo visto el último semestre.

La reanudación de la Superliga fue para Independiente una continuación de lo que se vivió en el empate 1-1 ante Tigre. El equipo volvió a equivocar las formas al optar demasiado por envíos largos en lugar de retener la jugada, ser paciente, mover la pelota hasta que aparezca el desacople rival. Esto puede ser debido a las características de sus jugadores: en Victoria, la velocidad de Jonathan Menéndez era siempre una tentación para quien poseía la pelota. Ante Atlético Tucumán, las bandas estuvieron ocupadas por Silvio Romero y Gonzalo Verón. Al primero se le notan los años jugando como centrodelantero. La mayoría de sus movimientos están relacionados con desmarques de cara al arco; de esta manera, se pierde la amplitud cuando la jugada va por el mismo sector, y cuando la pelota está en la banda opuesta, el envío largo cruzado para que el atacante busque la espalda del lateral aparece como primera opción. El problema radica en que esa búsqueda requiere de mucha precisión en el envío largo o algún error en la defensa. No fue ese apuro por buscar el arco lo que llevó a Independiente a conquistar la Copa Sudamericana, sino el pedir la pelota al pie para asociarse, mezclar ritmos de pases hasta que se encuentre el momento de acelerar.

Por eso en las últimas semanas afloró la importancia de Maximiliano Meza y Martín Benítez, dos jugadores que gustan más de pedir la pelota al pie que de picar al espacio. La baja de Meza es un dolor de cabeza tan grande como la derrota misma, puesto que se vienen rivales difíciles en partidos que pueden incidir mucho en los objetivos del semestre. Será tarea de Holan encontrar variantes que puedan volver a conducir al equipo hacia los carriles que mejor conoce y más resultados le dieron, y que incluso se recorrieron en momentos de este semestre. Manejar mejor los tiempos, olvidarse del apuro por llegar al arco, dejarse tentar menos por el espacio que aparece a simple vista. A veces hay que tomar el camino más largo, el de la circulación paciente, precisa y de distintas velocidades.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Leave A Reply