De tanto buscar, Racing encontró un triunfazo.

DE TANTO BUSCAR, ENCONTRÓ UN TRIUNFO

En un duelo muy parejo frente a Godoy Cruz, Racing pudo conseguir su cuarta alegría consecutiva en la última pelota del partido. Sin poder ser el claro dominador del encuentro, pero insistiendo, se llevó un triunfazo del Malvinas Argentinas, donde el Tomba había ganado sus siete partidos.

Mendoza se dilucidaba como una visita riesgosa para los dirigidos por Eduardo Coudet, debido al nivel que allí mostraba Godoy Cruz, su impactante eficacia y el cambio de faceta que mostró Racing fuera del Cilindro. Sin embargo, y con todas las dificultades a cuestas, la búsqueda quedó clara y la Academia se fue de Cuyo con una victoria vital para las aspiraciones de Copa Libertadores 2019, porque fue el único que no se resignó a la paridad y porque aún en el minuto 49 del segundo tiempo tuvo dos jugadores con la lucidez para armar una jugada muy buena.

Nery Domínguez y Neri Cardozo –otra vez- fueron las figuras del equipo del Chacho marcando los caminos, el tiempo, sacando la pelota limpia del fondo aún ante la presión que ejercieron Felipe Rodríguez y Jalil Elías. Sin las luces que hubo ante Huracán y Lanús, Racing debió esforzarse en el contexto difícil que le mostró Godoy Cruz, sin demasiados espacios para Ricardo Centurión –aun así, determinante-, Martín Ojeda o Lautaro Martínez, y con los caminos de Matías Zaracho – Renzo Saravia obstaculizados.

Recién en los últimos diez minutos, con Godoy Cruz firmando el empate, Racing pudo ser dominador claro. Antes, por la anulación mutua y, después, por un ida y vuelta frenético, no hubo un sometimiento. El empuje hacia el arco de Leonardo Burián, un poco por inercia, hizo que el Tomba se replegara. Finalmente, una buena maniobra combinada entre Nery y Neri gestó el gol de Pablo Cuadra.

La Academia aprobó con creces su primer examen ante un rival de mayor peso que los anteriores. Aún sin ser de los top de Argentina, era una prueba difícil en un áspero escenario. La construcción del equipo que busca Coudet sigue su curso mientras las señales son positivas y cada vez más completas. Ahora, tras el triunfazo en Mendoza, viene la Copa Libertadores.