EN LAS MANOS DE AGUERRE

0

Con su arquero Alan Aguerre como la gran figura de la cancha, Newelll´s venció por 1-0 a Gimnasia en La Plata por el encuentro de ida de la primera fase de la Copa de la Superliga. Maximiliano Rodríguez marcó de penal en la última jugada de la noche. El partido fue parejo y con pocas llegadas, con el Lobo siendo levemente superior a lo largo de los 90 minutos y teniendo las posibilidades más claras, pero el arquero de la Lepra apareció con salvadas providenciales cuando su equipo más lo necesitaba.

Los mejores tramos futbolísticos del conjunto dirigido por Hernán Ortiz tuvieron lugar en la primera etapa, aunque sin demasiada continuidad. Cuando Lorenzo Faravelli y Brian Mansilla lograron combinar por carriles centrales para luego abrir a las bandas con laterales o extremos, Gimnasia se asentó en campo rival y forzó el repliegue casi total de los futbolistas de Newell’s, que aún así, se mostró más cómodo jugando al espacio, con Maxi o Mauro Formica lanzando y Alexis Rodríguez o Luis Leal picando al vacío. La pegada de Víctor Ayala fue otro factor diferencial, forzando en un par de oportunidades las buenas intervenciones de Aguerre.

Los dos equipos jugaron con disposiciones tácticas similares, sendos 4-2-3-1 que por momentos mutaban a 4-3-3, pero que tenían en común la rigidez y la poca cantidad de variantes para romper el bloque defensivo rival. En Gimnasia la intención de asociarse desde los pies de Faravelli duró poco, y con el correr de los minutos el plan se fue tornando más simple: pelotazo de los centrales o de Ayala para Jan Hurtado, y que el venezolano se las arregle para pelear contra sus marcadores. Vale remarcar que el rendimiento del centrodelantero fue impecable, haciendo gala de su gran juego de espaldas y descargando de buena forma para quienes llegaban de frente, pero sus virtudes fueron muy poco aprovechadas por sus compañeros.

En el último tramo, luego de la expulsión del paraguayo Ayala, Newell’s se animó a tener una actitud un poco más propositiva. El ingreso de Víctor Figueroa también colaboró bastante en este sentido, ya que buscó manejar la pelota con más paciencia y encontró varias veces en posiciones ventajosas a sus compañeros. Pese a esto, la única forma de abrir el marcador fue a través del error del ingresado Mussis, y con muy poco, el equipo de Héctor Bidoglio se quedó con un triunfo que lo deja bien parado de cara a la revancha que se disputará en Rosario el próximo fin de semana.

 

Share.

About Author

Leave A Reply