CONTUNDENCIA Y MADUREZ

0

En un partido parejo, en el que Francia dominaba pero no podía entrarle a Uruguay, los europeos fueron contundentes para aprovechar las chances que tuvieron. Luego del segundo gol, tuvieron una madurez que no venían mostrando para cerrar el partido, mientras que los sudamericanos se desmoronaron y no llegaron más al arco rival.

El partido se dio según lo previsto. A pesar de que al principio se intercambiaron la posesión y ambos intentaron mediante el juego directo, con el paso de los minutos Francia se acomodó y empezó a tener más la pelota, mientras que Uruguay esperaba con mucha gente adentro del área y buscaba salir rápido de contraataque. Este no fue tan efectivo como en los últimos partidos porque el equipo de Óscar Tabárez no contó con su figura, Edinson Cavani, y Christian Stuani no tuvo la movilidad necesaria, al igual que Luis Suárez. Los delanteros quedaron algo aislados, con Rodrigo Bentancur -jugó otra vez de enganche- conectándose pocas veces, y los laterales preocupándose más por marcar que por atacar. Por su parte, Nahitán Nández tuvo mucho despliegue por la derecha, pero se mostró impreciso en los pases cortos y el equipo casi no pudo progresar con la pelota.

Didier Deschamps cambió a un 4-3-3 con Corentin Tolisso, quien no aportó demasiado como interior izquierdo. Su equipo debió acudir al ataque posicional al tener a su rival metido en su área. En ese contexto, Kylian Mbappé era uno de los que más incomodaba con sus típicos arranques en velocidad, aunque tuvo menos oportunidades para hacerlos que ante Argentina. De todos modos, los mejores ataques, que culminaban en centros, llegaron por su lado, siendo importantes también las subidas del lateral Benjamín Pavard. Además, apelaban a los envíos largos para saltar líneas y que la bajara Olivier Giroud. Antoine Griezmann se ubicaba detrás de él e intentaba aparecer por detrás de Lucas Torreira, pero en el primer tiempo tuvo pocos espacios. Por su parte, Paul Pogba no rompía para adelante con la pelota, sino que buscaba habilitar a sus compañeros con pases en profundidad. A pesar de estos buenos movimientos, Francia no generó mucho peligro, hasta que luego de una falta de Bentancur, Raphael Varane puso el 1-0. Poco después, Hugo Lloris se lució ante el cabezazo de Martín Cáceres, y Diego Godín desperdició el rebote. Así, el resultado con el que se fue Uruguay al entretiempo parecía algo exagerado y se explicaba por la contundencia de los europeos.

En el segundo tiempo las cosas no parecieron cambiar demasiado, pero como el tiempo pasaba y Uruguay seguía sin tener demasiada claridad, Tabárez introdujo lo que a priori parecían dos buenas variantes: Maximiliano Gómez para ganar más en el juego aéreo por un flojo Stuani, y Cristian Rodríguez por Bentancur, para intentar más por abajo y ganar en la calidad de las posesiones. El equipo pasó a un 4-4-2, pero inmediatamente vino el gol de Griezmann tras un error llamativo de Muslera y el equipo nunca pudo reponerse. Si los ataques ya eran algo limitados, lo fueron mucho más con el 0-2 y para colmo, Francia se agrandó. Varane y Samuel Umtiti no pararon de ganar por arriba y el equipo se hizo de la posesión, con N’Golo Kanté quedándose con todos los rebotes y el resto haciendo circular el juego, logrando los mejores minutos en todo el Mundial. Entró Jonathan Urretabiscaya por Nández e incomodó un poco por la derecha, pero los charrúas corrían detrás de la pelota y cuando robaban, les duraba poco. Por eso, el resultado no se movió y Francia pasó a las semifinales.

Es un golpe muy duro para Uruguay, que se había ilusionado con más y tenía una chance histórica, en lo que puede ser el último Mundial de la mayoría de sus figuras. Aunque los goles vinieron por detalles, Francia fue mejor y el resultado fue justo. El equipo tenía un libreto definido, pero no supo cómo reponerse a quedar en desventaja. De todos modos, hizo un gran torneo, superando a todos los rivales anteriores, con una defensa sólida y un ataque muy efectivo. Por su parte, los de Deschamps se fueron acomodando a medida que transcurrió el Mundial y son serios candidatos por la jerarquía de sus nombres y porque tienen más de un plan para lograr la victoria. A pesar de su juventud, no sintieron la presión y estuvieron a la altura. Ahora deberán medirse ante Bélgica.

Share.

About Author

Leave A Reply