NO LEVANTA CABEZA

0

Una victoria trae otra, suelen decir los entrenadores. En contrapartida, cuando se entra en la seguidilla de derrotas, es muy difícil revertir una situación adversa en un partido. En ese contexto está inmerso Huracán, que no puede frenar la herida y volvió a caer derrotado, esta vez ante el humilde Deportivo Lara, por 2-1.

Antonio Mohamed había avisado que se venían cambios drásticos para intentar pasar la página. Pagaron Cristian Chimino, Israel Damonte y Lucas Gamba para los ingresos de Omar Alderete, Juan Sills y Norberto Briasco, en un cambio de fisonomía en buscó un golpe de efecto. En defensa, Huracán adoptó el 4-4-2 habitual, y en ataque, liberó a Andrés Roa como enganche, mientras que las veces de extremo izquierdo las hizo Briasco, que en varias oportunidades rompió hacia adentro para rematar al arco y generar lo poco del Globo en el primer tiempo. La contracara se vió en la zona defensiva. Con Alderete de lateral izquierdo en busca de mayor solidez defensiva, Lara dispuso un práctico 4-3-3 bien directo a puro repliegue y contraataque, y de esta forma agarró en linea en varios momentos a la defensa del Globo que parecía algo desconcertada ante los movimientos rivales. Una imprudencia de Saúl Salcedo en el área propia finalizó en un penal que transformó en gol el volante Bernaldo Manzano.

El parate por el corte de luz no cambió demasiado el partido ni la actitud de Huracan, que mostró poca rebeldía a la hora de intentar revertir el resultado. Una pintura del primer tiempo quemero fue un tiro libre pesimamente ejecutado por Andrés Roa, y la posterior cara de incredulidad de Mohamed en el banco. Más tarde, en otra distracción, Manzano habilitó sin oposición a David Centeno, que definió al segundo palo del arquero paraguayo Anthony Silva para decretar el 2-0 mas que merecido.

El segundo tiempo dio paso a Lucas Gamba en un lugar de un inexpresivo Carlos Auzqui, y la actitud del Globo fue diametralmente opuesta a la de la primera mitad. El ex delantero de Unión exigió de forma constante con sus buena diagonales de la banda al centro, abrió espacios para que Roa pueda filtrar hacia Briasci y Andrés Chávez en bandas. Así mismo, La conducción desde atrás de Rossi fue más directa y con mas panorama a lo largo de esta etapa, y con su crecimiento fue mejor el rendimiento quemero. Sin embargo, mas allá de algún remate lejano o buenas combinaciones en corto, Huracán solo pudo llegar al gol tras un centro rasante de Briasco y un desvío en contra de su propia valla de Manzano.

La derrota deja a Huracán con dos unidades, a la espera de visitar a Cruzeiro la semana que viene, en lo que será una parada muy cuesta arriba para este nivel del equipo de Antonio Mohamed. Asi y todo, la mayor preocupación del Globo no son los puntos, sino el magro rendimiento, tanto colectivo como individual, de todo el plantel y entrenador en este semestre.

Share.

About Author

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!