Selección de Colombia - Copa América 2019.

COLOMBIA: LOS PRIMEROS PASOS DE UN NUEVO CICLO

La salida de José Néstor Pekerman y posterior llegada de Carlos Queiroz a la conducción técnica, abre un nuevo panorama para el fútbol colombiano. Luego de varios años, comienza una nueva etapa, con un entrenador experimentado que en los últimos pasos se ha especializado en crear equipos competitivos sin demasiadas herramientas. En esta nueva etapa sí que cuenta con calidad de elite y suficientes herramientas para soñar con un conjunto que luche por títulos.

En el línea por línea, Colombia continúa con apellidos de renombre y variantes de calidad. La novedad, según se vio en los últimos amistosos dirigidos por Queiroz, pasa por la implementación de un 4-3-3 que intentará hacer hueco a James Rodríguez en el extremo derecho. Si el zurdo ex Bayern Munich logra encontrar su mejor forma física, puede ser el salto de calidad que a los Cafeteros les faltó en el Mundial de Rusia 2018. Mientras que el centrodelantero será Radamel Falcao, un perfil como el de Luis Muriel puede ser un complemento en cuanto a profundidad. En teoría, el atacante de Fiorentina partirá como extremo izquierdo y con responsabilidades de retroceso. A Colombia no le faltan variantes ofensivas: Luis Díaz, Roger Martínez y Duvan Zapata.

El mediocampo parece haber asentado a Wilmar Barrios como único pivote, pero Queiroz busca renovar los interiores. Edwin Cardona volvió a cobrar un papel importante y tiene muchas chances de sumar minutos en el certamen. Otro perfil como el de Matheus Uribe puede terminar por dar forma a una zona media con mucha vocación ofensiva. No obstante, aún resta por observar qué papel cumplirá un futbolista de jerarquía y experiencia como Juan Cuadrado, quien con James en banda derecha vería reducidas sus posibilidades de titularidad en su puesto habitual. La otra opción sería verlo como uno de los interiores, en detrimento de Cardona o Uribe. Esta opción permitiría una mejor ubicación del ancho en fase defensiva, ya que James no se caracteriza por un retroceso de gran constancia.

En la línea defensiva las cosas parecen bastante claras. Santiago Arias en el lateral derecho, seguido de centrales como Yerri Mina, Davinson Sánchez y Stefan Medina, prometen una buena capacidad para defender el ára y enfrentar a los centrodelanteros rivales. La pareja Mina-Sánchez, a priori titular, mezcla muy bien envergadura física, juego aéreo y capacidad para corregir a campo abierto, donde el del Tottenham es un especialista producto de su gran velocidad. En el sector izquierdo de la defensa, William Tesillo, habitualmente central, demostró tener concepto para ocupar el puesto, aunque sin demasiada creatividad ofensiva, algo que, si las piezas del mediocampo funcionan bien, no significaría un grave problema para la competitividad de Colombia en este nuevo proceso que de seguro necesitará trabajo para lograr cohesión.