CHILE HIZO PESAR LA EXPERIENCIA

0

El tenaz gen competitivo de esta generación chilena volvió a hacerse presente en el estadio Arena Corinthians, donde el equipo ahora dirigido por Reinaldo Rueda superó con bastante claridad a una Colombia que había sido el único equipo con puntaje perfecto en la fase de grupos. Pese al desigual desarrollo, Chile nunca logró romper el 0-0 (Néstor Pitana le anuló a instancias del VAR dos jugadas que habían finalizado en gol), y terminó clasificándose a las semifinales a través de una tanda de penales en la que sus pateadores hicieron gala de toda su determinación.

Ambos partieron de un 4-3-3, aunque el conjunto trasandino mostró mucha más versatilidad y armonía entre sus piezas. Todo el equipo se movió con sentido y ocupó mejor los espacios, principalmente en la mitad de la cancha, con Erick Pulgar bien ubicado y distribuyendo la pelota con eficacia, siempre secundado por el sacrificio y la inteligencia de los históricos Arturo Vidal y Charles Aranguiz

Lo mejor de Colombia se vio en los primeros 15 minutos, a través de una presión alta con la que intentó ahogar a su rival y estacionarse el mayor tiempo posible en campo rival. La presencia de Juan Guillermo Cuadrado como interior tenía razón de ser pensando en compensar la tendencia a centralizarse de James Rodríguez, pero el de la Juventus no tuvo el mejor partido en cuanto a lectura de momentos y situaciones, y terminó generando muchas pérdidas peligrosas para su equipo. Una vez que logró hacer pie, Chile fue más punzante por fuera gracias a las subidas permanentes de los laterales Mauricio Isla y Jean Bousejour, que tuvieron mucha libertad debido al poco retroceso de los extremos cafeteros. La movilidad de Alexis Sánchez también fue un factor decisivo, estirando a su equipo y ocupando distintos carriles para complementarse con sus compañeros.

En la segunda etapa la tendencia se mantuvo: Chile fluido y con memoria táctica, Colombia sin ideas. El ingreso de Edwin Cardona tampoco cambió demasiado la ecuación, y los dirigidos por Carlos Queiroz parecían mirar los penales como un buen negocio. Claro que enfrente se encontraba una de las selecciones con más temple para desenvolverse en momentos límite que hay en el continente. Los resultados así lo confirman, ya que La Roja alcanzó su tercera semifinal consecutiva en Copa América.

Share.

About Author

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!