INESPERADO TRASPIÉ EN SAN MARTIN

0

Racing empató 1-1 contra Chacarita en un partido muy malo. La Academia contó con una buena cantidad de situaciones, pero estuvo impreciso para concretarlas. El juego no apareció, el calor anuló la presión y quedó expuesto ante un rival limitado. La racha se cortó ante un adversario inesperado.

La seguidilla de seis triunfos en fila se interrumpió en la visita del equipo de Eduardo Coudet a San Martín. Contra uno de los conjuntos más flojos de la Superliga se vio la peor imagen de la Academia en 2018. Sin fluidez ni coordinación o profundidad, el equipo fue predecible y no pudo quebrantar a una defensa frágil y desatenta. Aunque Pedro Fernández fue figura del encuentro, tampoco fue exigido en demasía.

El ingreso de Augusto Solari por Matías Zaracho no dio la amplitud buscada y restó la generación de fútbol que aporta el juvenil surgido de la cantera. Tampoco apareció la presión alta para recuperar en posición de ataque, posiblemente por los casi 40° en los que se jugó el encuentro. La temperatura acható a Racing y lo emparejó con Chacarita, que con pelotazos frontales complicó a las espaldas de Piovi y los laterales.

Esta vez Juan Musso no tuvo que participar demasiado, pero sufrió un gol inesperado en el inicio. El tanto de Juan Imbert solo trajo confusión y nervios. Neri Cardozo estuvo apurado, Ricardo Centurión aportó barullo y Pablo Cuadra no tuvo fineza para eludir rivales. Ante este panorama, la precisión de Nery Domínguez fue importante para saltear líneas, filtrar pases o desestabilizar a un mediocampo poblado.

La buena noticia de la tarde fue la vuelta de Diego González. El “Pulpo” le dio sentido a la posesión y a la circulación, pisó el área y perdió una chance inmejorable. Aunque no tuvo el timming normal –lógico tras un mes parado-, mostró credenciales para insertarse en el equipo titular cuando esté al 100%.

En un partido con poco para destacar, Racing regaló terreno en la disputa por uno de los lugares que clasifican a la Copa Libertadores frente al más inesperado de los adversarios. El equipo está en formación y va por el buen camino pese a que nada salió bien en San Martín. La falta de variantes que den garantía debe ser una alerta que puede transformarse en preocupación cuando el calendario sea más acotado.

Share.

About Author

Leave A Reply