CENTURIÓN, LA PIEZA QUE LE FALTABA A COUDET

1

Eduardo Coudet busca un equipo con vocación de tenencia y dinámica para atacar, pero le faltaba alguien que mueva defensas sólidas. Ricardo Centurión tiene el desequilibrio y la gambeta que necesitaba Racing. 

El bombazo del mercado que estuvo tejiendo Diego Milito desde hace semanas explotó en las últimas horas. Ricardo Centurión, uno de los jugadores más codiciados por Boca y Guillermo Barros Schelotto, retornará a Racing para ir en búsqueda de la Copa Libertadores. En materia futbolística, Eduardo Coudet sumó un gran refuerzo. Centurión es la pieza que le faltaba a la estructura que está formando el entrenador. Su gambeta, constantes desafíos mano a mano y desequilibrio en velocidad son el complemento ideal y necesario para el conjunto de tenencia y circulación del Chacho.

Las condiciones dentro de la cancha de Centurión están fuera de discusión. Se trata de un jugador distinto. Un distinto, un futbolista de primera clase para el fútbol argentino. Desde sus inicios en manos de Luis Zubeldía, el volante ofensivo demostró características pocos comunes. Sin vocación para marcar, es un talento que no puede ser moldeado para el ida y vuelta o para colaborar en el regreso. Solo Diego Cocca lo llevó a ese ámbito, logrando una versión menos vistosa pero más eficiente y solidaria de Centurión.

El ex Boca y Genoa ocupará el rol que no supo llenar con constancia Andrés Ibargüen, quien tardó en adaptarse y después demostró su calidad en cuentagotas. El paso del colombiano fue mucho amague y poca concreción, aunque le alcanzó para ser uno de los mejores futbolistas de Racing en el segundo semestre de 2017. Por su parte, en su último paso por Boca, Centurión supo ser determinante. Cuando el juego del equipo no era el mejor, allí aparecía la gambeta del nuevo jugador de Racing para romper defensas.

En la cabeza de Coudet, a priori, Centurión estará detrás de Lautaro Martínez y de Lisandro López y suelto delante del trivote que compondrán Nery Domínguez, Neri Cardozo y Diego González. Así, quien le dejará su lugar a Centurión será Matías Zaracho. A la espera de la resolución por Agustín Allione, el técnico tiene uno de sus deseos principales cumplidos. Ricky le aportará rebeldía y desenfado, algo que escaseaba en los recursos del plantel.

Share.

About Author