REPONERSE ANTE LA ADVERSIDAD

0

Boca empezó perdiendo ante Godoy Cruz en La Bombonera pero tuvo paciencia, logró darlo vuelta y terminó goleando 4-1. Con Pablo Pérez como goleador y figura, el equipo de Guillermo mostró su jerarquía y terminó redondeando un muy buen partido.

Godoy Cruz no fue el típico rival que va a replegarse en La Bombonera, sino que salió a presionar bien arriba desde el principio e intentó salir jugando por abajo. Así, en los primeros minutos incomodó a Boca, que buscaba dominar con la pelota como lo hace habitualmente pero empezó el partido algo impreciso. Y para colmo, a los 13 minutos el Tomba jugó un tiro libre hacia la derecha, Lisandro Magallán falló ante el centro de Luciano Abecasis y Leonel Galeano puso el 0-1.

Pero este Boca no es el Boca inmaduro de hace un tiempo atrás, y no se desesperó cómo si lo había hecho, por ejemplo, en el último superclásico después de quedar abajo en el marcador. Siguió intentando de la misma manera y de a poco, aunque con algunas dudas, fue inclinando el partido para su lado. Esta vez Fernando Gago no tuvo tanta participación como en los partidos anteriores, pero aun así el equipo se las arregló para tener una buena circulación de pelota y generar muchas situaciones. El gol de Pablo Pérez a los 20 minutos, luego de que Magallán bajara un cabezazo de Frank Fabra tras una jugada preparada, coincidió con un momento en el que el Xeneize estaba empezando a llegar más y le dio tranquilidad al equipo.

El partido era muy divertido para los espectadores, ya que ambos equipos llegaban con determinación. En el local, Edwin Cardona jugó más cerrado y no tanto de extremo izquierdo y participó más del juego. Pavón era importante para abrir la cancha a pesar de algunas malas decisiones, Pablo Pérez intentaba llegar por sorpresa y Benedetto se involucraba con gran éxito en la generación. Y el equipo de Mauricio Larriera seguía convencido de que podía lastimar a Boca. Apenas agarraba la pelota, jugaba directo para sus hombres en ataque y encontraba mal parado al equipo de Guillermo Barros Schelotto, que estaba inseguro en defensa y con un mediocampo que no cortaba rápido. Sufrió mucho por el sector izquierdo, ya que a Fabra le costó ante Juan Garro y además no recibía demasiada ayuda de Cardona.

En este tramo del partido fue fundamental Agustín Rossi, primero sacando un centro peligroso y luego ahogándole el grito de gol a Javier Correa, en una jugada en la que Morro García se lució con un taco pero luego desperdició el rebote del arquero. Y se sabe que a los equipos de jerarquía no se los puede perdonar. A los 40 minutos y después de una buena jugada de Cardona, Pavón jugó para el medio, Benedetto la dejó pasar y Pablo Pérez puso el 2-1. El ex Newell’s está intentando involucrarse más con el arco rival y ya llegó al cuarto gol en este semestre (además de generar el penal ante Guilermo Brown por Copa Argentina).

Pablo Pérez tuvo una gran actuación en el triunfo de Boca, 4-1 ante Godoy Cruz.

Pablo Pérez tuvo una gran actuación en el triunfo de Boca, 4-1 ante Godoy Cruz

El segundo tiempo siguió en la misma tónica, con Boca más tranquilo, Gago intentando hacerse eje y Godoy Cruz muy directo y buscando atacar por las bandas o con algún pase largo de Gastón Giménez. Sin embargo, empezó a dejar cada vez más espacios y el local fue inteligente para aprovecharlos. Pablo Pérez esta vez se vistió de asistidor para que Pavón defina perfecto ante Leonardo Burián y liquide la historia. A partir de ahí dio la sensación de que el partido estaba terminado y el local empezó a regular. Ya no presionaba tanto sino que esperaba, sabiendo que el rival cada vez se adelantaba más y dejaba huecos en defensa.

Godoy Cruz no se rindió y tuvo el descuento dos veces aprovechando desatenciones de Magallán y Leonardo Jara, pero estaba irresoluto en la definición y Rossi confirmaba su buen partido. Además, seguía presionando y Boca, que ya estaba cansado, no podía dominar el juego, con Cardona otra vez en la izquierda sin involucrarse tanto y Gago bien marcado. Por eso, Guillermo decidió que Nahitán Nández debutara en La Bombonera: para que el mediocampo tenga más dinámica. El uruguayo le respondió convirtiendo el cuarto gol después de un gran pase de Cardona y otra buena jugada de Benedetto.

Boca jugó un partido muy inteligente, no desesperándose ante el gol de Godoy Cruz en el primer tiempo y siendo pragmático para aprovechar los espacios que dejó el rival en el segundo. Además, es un equipo que siempre da la sensación de que puede ganar, ya sea jugando mal como ante Lanús o empezando en desventaja como en este caso. Los recursos y la jerarquía en ataque aparecen cuando el funcionamiento no es tan bueno. Por otro lado, tres de los cuatro goles fueron convertidos por mediocampistas, algo que le faltó mucho en el torneo pasado, a pesar de haber salido campeón. Los puntos individuales más positivos fueron los de Rossi y Pablo Pérez, a quien parece venirle bien la competencia que generó la llegada de Nández. Arquero y volante jugaron sus mejores partidos desde que llegaron a Boca. Por su parte, Paolo Goltz también se mostró seguro, Benedetto, aun fallando ocasiones posee muchos más recursos para ser importante en el juego, y tanto Pavón como Cardona alternaron buenas con malas pero terminaron siendo decisivos en el resultado. Lo más negativo fue el rendimiento de Magallán, que se equivocó en el tanto de Galeano y volvió a mostrarse inseguro. Igualmente, la cantidad de situaciones que generó Godoy Cruz no pueden atribuírsele sólo al ex defensor de Gimnasia, sino que será necesario remarcar la falta de coordinación que se vio algunas veces entre la defensa y el mediocampo. Eso es algo que el equipo debe corregir para ser más seguro; en ataque, le sobra. Al equipo se lo ve mucho más maduro, tiene puntaje ideal y sigue demostrando que va por buen camino.

Share.

About Author

Leave A Reply