PREOCUPANTE

0

Sin varios de sus titulares, Banfield dejó una preocupante actuación en cancha de Arsenal y perdió por penales ante Lamadrid, equipo de la cuarta división, por los 16avos de final de la Copa Argentina. En los 90 minutos, el partido terminó 1-1.

Como viene siendo costumbre en Banfield, no se incorporaron muchos jugadores por la deteriorada situación económica. Aunque volvió Emanuel Cecchini -pilar de la temporada 2016/2017 en la que el equipo logró el quinto puesto- y se sumó Marcelo Torres, se fueron muchas piezas claves como Eric Remedi, Pablo Mouche, Mauricio Sperduti y Gonzalo Bettini, por lo que Julio César Falcioni debió reconstruir el plantel y promover más juveniles. Como si fuera poco, ante Lamadrid -recién ascendido a la C- no estuvieron disponibles Jesús Dátolo, Enzo Kalinski, el propio Cecchini y el prometedor Julián Carranza. Además, Nicolás Bertolo fue al banco porque se incorporó tarde al plantel.

El 4-4-2 de Falcioni buscó acompañar más a Dario Cvitanich, quien quedó aislado en muchos pasajes del semestre anterior, y tener más chances de progresar mediante el juego directo. Y si bien el equipo de Villa Devoto no se replegó y salió a jugar de igual a igual a pesar de su inferioridad, en una de las primeras jugadas Banfield abrió el partido mediante esa fórmula. El ex Boca le ganó a Darío Carpintero tras un envío largo y asistió a Michael López, su dupla de ataque, para poner el 1-0 en lo que parecía ser una noche tranquila para los del Sur. El gol le dio impulso a Banfield, que tuvo algunos minutos de dominio. Ante la baja de Cecchini, fue Luciano Gómez, con otras características, quien tuvo la misión de conducir al equipo. Intentó ser vertical, pero el buen tramo duró muy poco. Los volantes por afuera -Juan Álvarez y el debutante Sebastián Benega- no entraron en juego y el equipo empezó a carecer de profundidad. Para colmo, Cvitanich y Gómez salieron lesionados. El equipo lo sintió: perdió la pelota y se repitió en pelotazos fáciles para la defensa rival, ya que el otro debutante, Ignacio González, no tuvo el mismo éxito que Cvitanich al pivotear. El poco peligro que podía generar el equipo de Falcioni llegaba cuando López se tiraba a la derecha para desbordar o cuando el otro ingresado, Martín Payero, encaraba con pelota dominada y llegaba al área rival. El joven de 20 años fue uno de los más claros del Taladro, aunque tuvo poca compañía. Por otro lado, la defensa, y en especial los laterales, volvieron a exhibir sus fallas ya conocidas. La banda izquierda fue la más floja y en uno de los desbordes de Fabián Billordo sobre Adrián Spörle, Jorge Rodríguez rechazó mal y metió la pelota en su arco.

En el segundo tiempo, Banfield pudo atacar un poco más. Aunque el partido siguió siendo chato y a ambos equipos les duraba poco la pelota, con el tiempo Lamadrid se fue cansando y replegando. Falcioni metió a la cancha a Bertolo, quien intentó muchas veces encarar por izquierda, con poco éxito. Por la derecha, López y Álvarez ensayaban desbordes, pero la defensa de los Carceleros estuvo muy firme y en los pocos centros que llegaron, el arquero Néstor Acosta se mostró muy seguro. Al equipo de Primera le costó mucho hacer notar las diferencias de categoría, en un partido en el que tuvo muy pocos espacios y ante un rival que lo neutralizó muy bien. Sobre el final, se metió más atrás todavía y se dedicó a aguantar el resultado y Banfield, sin ideas, se siguió repitiendo en centros y no pudo destrabarlo. En los penales, fallaron Rodríguez, Payero y Renato Civelli, y tras una buena ejecución del arquero Acosta, Lamadrid hizo historia y pasó a octavos de final, donde enfrentará a Platense.

Si bien el resultado debe relativizarse ya que a Banfield le faltaron más de la mitad de sus titulares y fue el primer partido de la temporada, hubo un nivel muy bajo ante un rival al que debería haber superado con facilidad. De mitad de cancha para adelante, el análisis no es tan duro ya que no actuaron los jugadores que van a hacerlo en los próximos partidos. Lo más preocupante fue lo de la defensa, sector donde jugaron los cuatro titulares y que fue desbordado en muchas ocasiones por un conjunto de la cuarta división. Otro aspecto negativo fue el de las lesiones, ya que el plantel es muy corto y ya la semana que viene el equipo tendrá Copa Sudamericana, ante Boston River de Uruguay.

Share.

About Author

Leave A Reply