INCOMODAR PARA DOMINAR

0

Argentinos Juniors jugó uno de los mejores partidos en el ciclo de Diego Dabove. Ante un Independiente en levantada, los de Paternal fueron inteligentes e intensos para lograr un triunfo en el partido de Ida. Ambos equipos fueron fieles a su esquema original, pero el conjunto local tuvo siempre un punto más de concentración y claridad en el plan elegido. A partir de un 4-2-3-1, Dabove consiguió incomodar la salida planeada por Ariel Holan. Claudio Spinelli y Alexis Mac Allister se situaron por dentro con más intención de forzar el envío lateral que lograr un robo individual. Allí, en banda, Damián Batallini y Gabriel Hauche fijaban a los laterales rivales. De esta manera, sin conducciones ni variantes, el movimiento de Nicolás Domingo -incrustarse entre centrales- fue incapaz de generar alguna ventaja en salida, y la opción del pase largo se repitió, siendo ésta una vía que no incomodó a los centrales locales, Miguel Ángel Torrén y Carlos Quintana.

Esa intención de incomodar en los primeros pases estuvo respaldada por la altura de un bloque defensivo que buscó jugar cerca de mitad de cancha para comprimir el juego y no dar tiempo a los receptores. Independiente sólo pudo pensar más de dos segundos con pelota dominada cuando Pablo Pérez -su mejor futbolista en la noche de Paternal- lograba saltar la presión y estirar la cadena de pases para empujar al bloque rival hacia su propio arco. Dabove planificó los emparejamientos entre Fausto Vera y Franco Moyano con Pérez y Pablo Hernández, en un contexto que beneficiaba a los suyos.

Incómodo Independiente en el campo de juego, Argentinos entendió que el primer objetivo estaba logrado: no dejar crecer a su rival ni darle lugar a que se adueñe del ritmo. A partir de allí, el Bicho buscó maneras para agredir. Y las encontró. Las proyecciones de sus laterales sí fueron capaces de crear dudas en el fondo rival, ya que tanto Martín Benítez y Cecilio Domínguez no se caracterizan por un retroceso en tiempo y forma. Principalmente por el sector izquierdo, con Elías Gómez, Argentinos pudo cambiar el ritmo y jugar en ventaja numérica ante Fabricio Bustos. Además, tanto Spinelli como Mac Allister se mostraron incisivos y acertados en sus apariciones por carril central.

Ni la ventaja inicial le aclaró el panorama a Independiente, que siguió siendo incapaz de alargar sus pasajes de control. Por su parte, los de Dabove respondieron con aplomo y una inspirada noche de sus cuatro futbolistas de ataque para que la visita nunca impusiera condiciones en el Diego Armando Maradona. Incluso, Argentinos llegó a lograr una merecida ventaja de dos goles, pero en los minutos finales, cuando el cansancio y la desesperación del rival aparecieron, la defensa del área no dio suficientes garantías. Quizás por eso Dabove eligió pasar la mayor cantidad de tiempo posible lejos de su arco. Ahora, de cara a la vuelta, será atractivo ver cómo el ex entrenador de Godoy Cruz planifica el partido de vuelta sin Gabriel Hauche ni Alexis Mac Allister.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!