MARINELLI CONTRA LA RESISTENCIA INDIA

0

Con la clasificación a las semifinales asegurada por haber ganado los tres primeros partidos, la Selección Argentina Sub-20 enfrentó a la India para cerrar su participación en el Grupo A del torneo de L’Alculdia. Al jugar ante Uruguay el día siguiente, Lionel Scaloni alineó como titulares a los futbolistas que menos minutos habían sumado en el desarrollo del torneo. La excepción más clara fue la de Facundo Colidio, hoy titular, pero que en el último partido, ante Mauritania, no había sido de la partida.

Casi desde el vestuario, Argentina comenzó el partido perdiendo por un error propio. A los cuatro minutos, el arquero que hacía su debut, Leonardo Diaz, no pudo retener la pelota tras un cabezazo y generó el 0-1. A partir de ahí, lo de la India fue solo agruparse atrás, juntando mucha gente en defensa para rechazar todo lo que por allí pasara. El conjunto de Scaloni tuvo un primer tiempo con ciertas imprecisiones; la circulación de la pelota no fue clara. Esto hizo imposible encontrar espacios entre todos los rivales que estaban replegados sobre la línea del área grande. Ante ese contexto, el que más lo intentó fue Alan Marinelli. El chico de Rosario Central inició por el extremo izquierdo y luego pasó al derecho; cada vez que recibió la pelota encaró a su rival más próximo en busca de generar desequilibrio individual para luego encontrar a Colidio dentro del área. Algunas veces con mejor resultado, Marinelli resultó la intención ofensiva más clara de los primeros 40 minutos. Pero también se puede destacar la primera etapa de Nazareno Colombo: el marcador central de Estudiantes de La Plata se mostró firme en la marca,  pero por sobre todo, muy claro en la salida con pelota dominada. Se animó a avanzar en el campo ante la nula presión del rival, y buscar a través de pases cortos a los interiores o con balones largos a los extremos para que aparezcan mano a mano.

El segundo tiempo fue por el mismo camino. India muy atrás, con rechazos de todas las pelotas que pasaban cerca del área y sin entregar ningún tipo de espacios. De arranque, el rival se quedó con uno menos tras la expulsión de Aniket Anil por un duro codazo sobre Federico Gattoni. A partí de ahí, Argentina, con uno más, pudo elaborar alguna que otra jugada asociada. Marinelli volvió a ser el más claro en ataque. Desde la derecha, fue el que creó las dos chances más claras a través de centros que ni Matías Palacios ni Colidio pudieron conectar para empatar. Justamente el delantero del Inter comenzó a crecer pero, con toda la gente que India metía en su propia área, se le hizo imposible generarse alguna situación clara. Encima, el rival se puso 2-0 arriba tras un golazo de otro partido. Tiro libre lejano que, tras un gran disparo de Anwar Ali, se metió en el ángulo izquierdo. Plena efectividad del seleccionado indio: llegó dos veces y convirtió dos goles. Tras esa conquista que hizo parecer el encuentro liquidado, volvió a aparecer Marinelli: ya en la banda izquierda, recibió la pelota, enganchó hacia adentro y convirtió un lindo gol para descontar y ponerse a tiro. Con el envión del descuento, Argentina tuvo una muy clara para empatarlo: pelotazo cruzado que Colidio bajo al corazón del área pero que Palacios no pudo conectar de forma clara para convertír el 2-2. Solo hubo tiempo para una última situación en la que el delantero del Inter no pudo empatarlo.

De esta manera, Argentina perdió su invicto ante la selección India, con un equipo totalmente alternativo y casi sin sufrir en defensa. Le llegaron dos veces y le convirtieron dos goles. En el debe quedará la elaboración ofensiva. Se generó muy poco de forma asociada. Pero hoy lo importante era que aquellos chicos que no habían sumado tantos minutos en el torneo puedan hacerlo para que les sirva de experiencia a futuro. Y lo hicieron compitiendo de buena manera.

Por: Martín García

Share.

About Author

El fútbol de otra manera.

Leave A Reply