Aldosivi 1-3 Racing 2019.

EL OPORTUNISMO DEL LIDER

Dos errores defensivos de Aldosivi le permitieron a Racing volver de Mar del Plata con tres puntos que lo mantienen en lo más alto de la Superliga. Los de Eduardo Coudet, de seguro estarán más conformes con el resultado que con el juego mostrado en la reanudación del certámen. Y es que, a pesar de encontrarse con una ventaja tempranera, a la Academia le costó mucho dominar el trámite, marcar el ritmo del partido. Envalentonado por las dudas defensivas que mostró el local, Racing verticalizó sus ataques. El recurso más utilizado fue el de Eugenio Mena -lateral izquierdo- ganando altura con relativa facilidad. Para hacer posible ese movimiento, Ricardo Centurión centralizaba su posición. No obstante, Aldosivi eligió correr el riesgo al no encargarle a Matías Pisano retroceder con el lateral. El ex Chacarita e Independiente permanecía en posición de atacante a la espera de un contraataque, por lo que en ese costado, chocaban lateral contra lateral.

Aldosivi 1-3 Racing 2019.

Franco Pérez, en teoría extremo izquierdo, debió tapar a Marcelo Díaz en la salida de Racing.

Tras encontrarse en desventaja, Aldosivi mostró ser un equipo con las ideas claras y argumentos para competir. No renegó del intercambio de golpe propuesto por Racing, sino que aprovechó esa postura. Los de Gustavo Álvarez llevaron adelante una presión alta que dio resultados: obligó a que su rival se repitiera en envíos largos, y en esa faceta, los centrales se impusieron por contextura física. Sobre todo, Emiliano Amor ante Lisandro López. Tras el anticipo, siguió una buena distribución para ganar la segunda jugada. Dardo Miloc y Federico Gino estuvieron atentos para prevalecer en las divididas y lanzar la respuesta. Al encontrarse Racing desde lo posicional a mitad de camino entre la salida desde el fondo y el envío largo, existían espacios abiertos que atacar. El principal responsable de aquello fue Cristian Chávez, quien mostró picardía, personalidad y técnica para moverse, pivotar y sacar a los centrales de lugar. De hecho, fue el surgido en San Lorenzo quien, tras un robo alto, se filtró entre los centrales y decretó el empate.

Aldosivi 1-3 Racing 2019.

Cristian Chávez ataca espacio creado entre centrales. Pérdida rápida genera mal posicionamiento.

Racing nunca encontró claridad para adueñarse del partido. Por jerarquía individual, demostraba que podía crear peligro de la nada, pero basicamente, el partido se acercaba más a lo deseado por los locales. Pero en el complemento, una mano en el área le permitió a Lisandro López volver a poner a Racing en ventaja. A partir de allí los de Coudet tomaron nota e intentaron quitar ritmo al partido; alargar la cadena de pases en lugar de incentivar el intercambio de golpes. El propio Lisandro, retrasó su posición para dar continuidad a las jugadas. Para desgracia de Coudet, aquello duró poco y Aldosivi, herido, volvió a la carga con su presión alta. Incluso quitó un interior para mandar a la cancha al gigante Denis Stracqualursi, toda una amenaza en el juego aéreo.

Coudet mandó a la cancha a Pol Fernández en lugar de Centurión, con la intención de que el ex Godoy Cruz se hiciera cargo de la pelota, juntara a sus compañeros y alejara a Racing de su propio arco. Pero el contexto ya estaba dado y el lider debió sufrir hasta el final para quedarse con los tres puntos. Recién en la agonía del encuentro, un excelente contraataque le permitió al flamante refuerzo Darío Cvitanich hacer gala de su calidad en la definición. La Academia estuvo lejos de su mejor versión, pero aprovechó errores para no dejar escapar los tres puntos. Augusto Solari, autor del primer gol, fue el mejor jugador racinguista: una dinámica notable en la mitad de la cancha, con y sin pelota, que lo vuelven un activo importante aún en los días de incertidumbre colectiva.