UN GUIÓN YA CONOCIDO

0

Visitar Holanda para jugar ante Ajax supo ser accesible para Real Madrid en el último tiempo. No obstante, el mejorado conjunto holandés, que recuperó la esencia de Rinus Michels, sacó a relucir todas sus armas para reducir a la mínima expresión al tricampeón de Europa. De entrada, la presión fue agobiante en toda la cancha. El conocido 4-3-3 versión holandesa puso en grandes aprietos al conjunto de Santiago Solari.

Desde el fondo, Matthias De Ligt y Daley Blind inician todas las jugadas del Ajax. Ambos centrales cuentan con total libertad para conducir y romper líneas. Incluso, el ex Manchester United generó algunos tiros al arcos y varias habilitaciones a jugadores en posición de ataque. Por su parte, los laterales tienen pasillos -tanto externos como internos- a disposición para atacar constantemente. Mientras que Frenkie de Jong maneja a su antojo los hilos del mediocampo y es el abanderado de la presión. Distinto a otros partidos, Ajax jugó sin un nueve de referencia, lo que complicó aún más la tarea de Nacho y Sergio Ramos. La movilidad de Dusan Tadic, Hakim Ziyech y David Neres le quitó referencias al fondo madridista. Las situaciones de gol, a través de una formidable presión tras pérdida, fueron constantes en un primer tiempo de excelencia, al que sólo le faltó el gol.

Así y todo, la supremacía del Ajax y las varias ocasiones de peligro no alcanzaron para vulnerar al Madrid, experto en duelos de eliminación directa. El trámite ya se ha visto más de una vez. Acorralado ante un arco, cual boxeador especialista en nocauts, el tricampeón saca de la galera una genialidad individual para ganar un partido. La posición de Casemiro delante del eje Kroos-Modric comenzó a desasnar el entramado del mediocampo holandés, y permitió que Vinicius, en un gran estado de forma en el último tiempo, arme una jugada de ensueño para que Karim Benzema, de gran temporada, marque el gol que trajo tranquilidad a La Casa Blanca. Nada parecía alcanzar para el Ajax, que aún así nunca cesó la búsqueda y alcanzó el empate por medio de Ziyech tras un anticipo de Nicolás Tagliafico para posterior desborde y centro de Neres.

A poco para el final, y producto de la ambición local, Real Madrid encontró espacios. Lucas Vázquez cedió el carril a Dani Carvajal, que tras una gran corrida, envió un centro favorable al ingreso de Marco Asensio, que estampó el 2-1 definitivo, en un partido de Ida al que en la memoria y las crónicas se recordará el despliegue y la valentía de este joven Ajax, que buscó con mucho criterio doblegar al tricampeón de Europa. En este deporte, el juego es valorado, pero se gana con goles. Y el Madrid, tanto en la era de Cristiano Ronaldo como ahora, los hace.

Por: @Diego_Salgado6

Share.

About Author

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!