LA SUCESIÓN EN AFA: UN SAINETE CRIOLLO

0

Es sabido que reemplazar a alguien que estuvo más de 30 años en el poder, ejerciéndolo de manera absolutista, es muy difícil. Este es el caso de la Asociación del Fútbol de Argentina (AFA). Fallecido Julio Humberto Grondona, el grondonismo enquistado en el Comité Ejecutivo logró imponer el stauts quo, colocando a Luis Segura -Vicepresidente primero de la entidad- para continuar el mandato presidencial vacante.

Pero con la proximidad de las elecciones y las intención de Marcelo Tinelli de ser candidato, esta pseudo estabilidad voló por los aires. El marco que rodea este proceso electoral es muy complicado, tanto a nivel nacional como internacional, y no ayuda en nada. En nuestro país se vive un clima político hostil, por las próximas elecciones nacionales, nada menos que para elegir Presidente de la Nación. Y desde 2009, con el desembarco de Fútbol para Todos, la política se metió de lleno en nuestro deporte rey. Por ende, tanto el oficialismo como la oposición, también tienen sus candidatos para el sillón de calle Viamonte.

Pasando al plano internacional, las denuncias de corrupción vertidas por la fiscal general de los Estados Unidos, Loretta Lynch, provocaron un cisma en la FIFA, que tumbó a Joseph Blatter y, además, sacudió hasta sus cimientos a la CONCACAF y la CONMEBOL. Y la Argentina no salió indemne, ya que empresarios muy ligados a la AFA se encuentran seriamente implicados en la causa. Tampoco esto colabora para que haya calma y sobre todo transparencia en la asociación que rige los destinos de la redonda en nuestro país.

Otros Tiempos: Julio Grondona, Luis Segura y José Luis Meiszner, compartiendo un palco.

Otros Tiempos: Julio Grondona, Luis Segura y José Luis Meiszner, compartiendo un palco.

Desde la desaparición física de Grondona, el panorama sucesorio cambió radicalmente. Por octubre del año pasado, dos figuras resaltaban claramente para aspirar a la presidencia, ambos muy ligados a Don Julio. Uno era José Luis Meiszner, el quilmeño, Secretario General de la CONMEBOL desde 2011, aunque caído en desgracia después del escándalo de FIFA y también porque está siendo investigado por el juez Bonadío, que sospecha de sus declaraciones juradas. El otro delfín es Luis Segura, que también está flojito de papeles, ya que nunca quedó del todo claro cuál fue el rol del Presidente de Argentinos Juniors, en la reventa de entradas en el pasado Mundial de Brasil, por lo que hay una causa abierta en la justicia brasileña, con detenidos que lo han implicado.

A estos dos dirigentes históricos, se les sumó Marcelo Hugo Tinelli. El vicepresidente de San Lorenzo, empresario y conductor de televisión, agregó mucha pimienta a este guiso, con su postulación. Nadie quedó al margen a la hora de evaluar las condiciones de Tinelli y si calificaba o no para el puesto. Lo cierto es que el conductor de Showmatch, supo aglutinar en torno a su figura, una importante cantidad de directivos, federaciones y ligas del interior. Esto lo transformó en un rival de peso para el grondonismo y sus aliados políticos, en especial de Segura, a quién el interinato para completar el mandato de Don Julio, ya le sabe a poco y quiere quedarse.

En los últimos días esta puja electoral de AFA se transformó en un cambalache de idas y vueltas, consensos alcanzados y destruidos con la velocidad de un rayo. Facturas políticas que viajan de un bando a otro. Declaraciones altisonantes y descalificadoras, que no hacen más que enterrar el poco prestigio de la institución, si es que le quedaba alguno. Dirigentes intachables, como el Presidente y el Vicepresidente del Consejo Federal, fueron echados por Segura, solamente por su apoyo a Tinelli. Para todo este desaguisado hay una sola explicación: ya no está más Grondona, que levantaba el teléfono y “todo lo arreglaba”.

Es muy triste lo que está sucediendo, ya que solo vemos una competencia por el poder. Salvo Tinelli ,que ha presentado un proyecto de gestión, del resto de los pretendientes/candidatos, nada se conoce sobre qué harían con la AFA, una asociación que sigue sosteniendo un esquema totalmente unitario, donde todo pasa, se decide y se organiza desde Buenos Aires. La pregunta que bien podemos hacerles a los que hoy dicen ser los mejores candidatos, es si tienen la decisión política de crear una nueva AFA, que sea una organización democrática, transparente y que represente en serio a todo el fútbol argentino.

Share.

About Author

56 años, escritor. El fútbol y el rugby, mis pasiones. San Lorenzo de Almagro un sentimiento. Escribir sobre fútbol y sus protagonistas, un oficio que intento aprender día a día.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!