bale

HORAS DIFÍCILES PARA GARETH BALE

«Bale, más rápido que nunca», tituló el diario madrileño ABC este 10 de noviembre de 2017. La noticia apuntaba a que el atacante galés estaba listo para volver a las canchas, tal es así que en las mediciones de velocidad, Bale sorprendía a compañeros y cuerpo técnico, que lo apodaban «La Bala». No obstante, horas más tarde se confirmó la noticia menos esperada: Bale terminó el entrenamiento con molestias físicas y los estudios posteriores confirmaron una rotura fibrilar en el tercio medio del aductor largo de su pierna izquierda.

Gareth Bale no juega desde el 26 de septiembre de este año, pero aún así, sus rendimientos estaban lejos de ser los esperados. Atrás quedó el intocable 4-3-3 de la BBC (Bale-Benzema-Cristiano) y ha llegado el momento de Isco partiendo desde una banda para luego cerrarse y ser el conductor del equipo. Aquel esquema le dio grandes frutos a Zinedine Zidane, pero ahora los resultados no están siendo los mejores y tener a todo el plantel a disposición era una buena oportunidad para pensar soluciones.

La idea del cuerpo técnico era que Bale reapareciera la semana próxima, en lo que será el primer derby en el nuevo estadio del Atlético Madrid. Incluso, el jugador no viajó con su Selección para jugar el amistoso ante Francia, a riesgo de adelantar su regreso y no poder estar en aquel duelo. Pero esta nueva lesión lo sacará un mes más de las canchas. Aún es temprano para pronósticos pero Real Madrid recibirá al Barcelona en Camp Nou el 23 de diciembre, y será difícil que Bale llegue a aquel partido, al menos al 100% de sus posibilidades.

Por el elevado costo que tuvo y que tiene -2° jugador mejor pago del plantel- Bale, los rumores en torno al malestar de Florentino Pérez no son pocos. Incluso se dijo que en el último mercado de pases, el club desistió en intentar la contratación del francés Kylian Mbappé para dar un voto de confianza al galés. Las estadísticas señalan que desde su llegada en 2013, Bale disputa uno de cada tres partidos. Las lesiones le juegan una mala pasada y su estadía en el Real Madrid, de momento no alcanza a tener la continuidad esperada.