Landon Donovan.

DONOVAN, OUT

La electrizante corrida de Asamoah Gyan todavía hace estragos en la memoria fotográfica de los hinchas estadounidenses. El tropiezo de Carlos Bocanegra, resultado de sus fallidos embates en el intento de desacomodar al robusto delantero africano, aún retumba con ahínco. Hace 4 años, el seleccionado norteamericano caía derrotado por 2-1 en los Octavos de Final del Mundial ante la potencia de Ghana, que fue simplemente inquebrantable a la hora del alargue. Ese combativo combinado, que fue el mejor de la historia de su incipiente fútbol, marcando un camino a seguir y despertando expectativas a futuro, se encontró comandado por su figura, goleador y líder motivacional, Landon Donovan. Por eso, entre medio de rutilantes nombres que se despidieron de Brasil 2014 y otros tantos lesionados que aún no tienen asegurada la participación, el borrón del ídolo yankee se convirtió en una de las sorpresas de la fatídica etapa en que se definen las listas de 23 jugadores.

Aún vigente a sus 32 años, el “Capitán América” no tendrá más opción que brillar por su ausencia en la máxima cita del fútbol internacional, en la que su país deberá enfrentar la aparentemente impracticable tarea de sobrevivir al Grupo G, que integra junto a Alemania, Portugal y la misma Ghana. La resolución de esta disyuntiva llama todavía más la atención si se tiene en cuenta que el encargado de llevarla a cabo fue un hombre que conoce bien el puesto de delantero, Jürgen Klinsmann. “Esta es quizá la decisión más difícil en mi carrera como entrenador. Dejar fuera a un jugador como él, con todo lo que ha hecho y lo que representa, y decirle que ahora no es parte de estos 23 jugadores, porque he visto a jugadores que están por delante de él”, explicó con simpleza y precisión el teutón DT de Estados Unidos. Sin problemas físicos ni enfrentamientos personales de por medio, la determinación de marginar a Donovan obedece meramente a motivos de mérito deportivo.
Por su parte, el goleador histórico del seleccionado estadounidense (57 festejos en 155 partidos) se convirtió este fin de semana en también el máximo artillero en la historia de la Major League Soccer, tras anotar 2 de los 4 goles del triunfo de Los Angeles Galaxy ante Filadelfia Union. El dueño de, ahora, 135 conquistas en la Liga doméstica, que le permiten superar a Jeff Cunningham, se lamentó por haber perdido la posibilidad de disputar su 4to Mundial: “Soy humano, quería ir, de verdad. Estoy tranquilo. Respeto la decisión. Siento en mi corazón que merezco estar ahí, y es un asunto muy difícil de digerir”, y también respondió, con respeto pero discrepancia, al criterio de elección de Klinsmann: “No estoy de acuerdo con esa valoración. Creo que yo era cuando menos igual de bueno que los demás en la cancha. Considero firmemente que no sólo debía ir, siento que lo merecía, y no por mi desempeño de antes, sino por lo que he hecho en la última semana y media”.
                Así, Donovan se suma a la larga lista de astros que, por diferentes motivos, no iluminarán en Brasil. ¿Habrá otra oportunidad para Landon?