La zurda de Messi le dio a Argentina el primer puesto.

DÍA 15: HAY QUE PEGARLE DE ZURDA

Messi brilló y Argentina venció 3-2 a Nigeria, pero la suya no fue la única zurda que destacó: Xherdan Shaqiri le dio a Suiza el pase a Octavos.
En un día en que se definían las clasificaciones y posiciones de los Grupos E y F, las zurdas letales de Lionel Messi (2 goles en el 3-2 a Nigeria) y Xherdan Shaqiri (hat-trick en el 3-0 ante Honduras) brillaron en toda su magnitud para cumplir con el objetivo de sus respectivas selecciones, que ahora se enfrentarán en 8vos de Final, el Martes a las 13 hs en San Pablo. El otro cruce será entre Nigeria y la temible Francia, que eliminó a Ecuador con el apasionante empate en 0. Bosnia se despidió sumando sus primeros puntos en el 3-1 contra Irán. 
El pase a la siguiente ronda ya estaba asegurado para Argentina, pero la deuda futbolística y la necesidad de cerrar el 1er puesto, obligaban a los dirigidos por Alejandro Sabella a presentarse en Porto Alegre con todos sus titulares y la firme intención de superar en el marcador y en el trámite a su rival. El mismo 4-3-3 que venció agónicamente en una actuación pálida a Irán, en esta ocasión desplegó un dinamismo mucho más satisfactorio. Nigeria quiso plantarse de igual a igual y complicó a la defensa con su velocidad y fortaleza, desde la visión y comprensión de Obi Mikel. La potencia goleadora de Ahmed Musa le permitió anotarse en 2 ocasiones en el tablero (4´y 47´), pero la genialidad del “Messías” fue demasiado. Un sobrepique desde un rebote cuando apenas había comenzado el encuentro, y un tiro libre quirúrgico sobre el final de la primera etapa, catapultaron al mejor jugador del Mundo a la cima de la tabla de artilleros, que comparte con Neymar –ambos suman 4 goles-. La movilidad de Ángel Di Maríademostró que es más útil buscando entrar en contacto con el balón en lugar de aislarse en la banda izquierda, y sus remates lejanos asustaron al firme Vincent Enyeama en repetidas ocasiones.
 
El complemento mantuvo la tónica, y el vértigo de los ataques albicelestes continuó escalando, e ilusionando a sus hinchas. Ezequiel Lavezzi, que entró en el Primer Tiempo por Sergio Agüero (con una molestia muscular), entregó la posibilidad de abrir la cancha y catalizó el aumento en la preponderancia de Messi, que con sus enganches y estiletazos condujo una ofensiva permanentemente peligrosa. El gol de pelota parada de Marcos Rojo fue una coincidencia para un equipo que fue superior y pudo haber ampliado la diferencia. Del medio para atrás, los pupilos de Sabella volvieron a mostrar cierta debilidad, especialmente en el ala derecha, con los bajos rendimientos de Pablo Zabaleta y Federico Fernández. Las ya acostumbradas dudas defensivas serán seguramente el apartado central a corregir en una escuadra que parece haber encontrado el funcionamiento ofensivo. El 3-2 final le dio a Argentina el 1er puesto del grupo con puntaje ideal, a pesar de los altibajos en el rendimiento. En Salvador, Irán cayó sin atenuantes contra una Bosnia-Herzegovina en la que finalmente aparecieron Edin Dzeko y Miralem Pjanic, y le allanó el camino a 8vos de final a una Selección nigeriana desenfadada pero inocente.
En el Grupo E, Francia disfrutaba del privilegio de saberse clasificada y con el 1er puesto virtualmente abrochado, gracias al desempeño superlativo de las 2 primeras fechas. Una formación alternativa se enfrentó en el Maracaná a Ecuador, que dirimía el 2do puesto con Suiza. Para los sudamericanos, quienes debieron luchar casi todo el segundo tiempo con un jugador menos por la expulsión de su figura, Antonio Valencia, el empate que terminó confirmándose era matemáticamente aceptable, pero requería de que los hombres de Ottmar Hitzfeld no emergieran triunfadores de su choque con la débil y eliminada Honduras. Las pequeñas esperanzas que conservaban los ecuatorianos fueron velozmente destrozadas por Shaqiri. El media-punta del Bayern Münich demostró que es una de las estrellas del Mundial, y se despachó con un triplete que porta la marca de un actual y futuro crack.
Muchos dicen que la Copa del Mundo empieza en 8vos de Final. Para Argentina, una zona de rivales inferiores alivió un arranque dubitativo e inconstante, y Suiza aparece en el horizonte como el primer adversario de porte. El país del Presidente de la FIFA planteará seguramente una fisonomía osada, con la idea de salir de intercambiar golpe por golpe, intentando potenciar los agujeros de la zaga albi-celeste. Para Messi y compañía, el medio-campo será una zona de tránsito, y una oportunidad de aprovechar por primera vez en el Mundial un equipo que dejará espacios en la zaga. Del otro lado del cuadro, Nigeria se las verá con Francia, uno de los equipos que mejor jugó hasta el momento. La expectativa africana de una gran sorpresa, parece ser un hilo delgado y endeble.